Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Unos 70 profesionales participan en Valladolid en una jornada de formación para atraer al turista chino

Los componentes del curso, aprendiendo las tradiciones chinas. TRIBUNA

Han participado numerosos profesionales vallisoletanos para aproximarse a la historia, geografía, población y valores de China.

Unos 70 profesionales han participado en Valladolid en una jornada de formación para atraer al turista chino tanto para conocer su cultura, formas de comunicación para promocionar la ciudad como destino o incluso familiarizarse con su protocolo de atención.

 

El Ayuntamiento de Valladolid, por medio de la Sociedad Mixta para la Promoción del Turismo, el pasado febrero se adhirió a la Red de Ciudades Chinese Friendly en España para promocionar los recursos de la capital en este país asiático y posicionarse en el mercado turístico chino como un destino especialmente adaptado para satisfacer la demanda de este tipo de clientes, han recordado fuentes municipales.

 

En primer paso para lograr este objetivo ha sido la realización de esta jornada de formación en la que han participado numerosos profesionales vallisoletanos para aproximarse a la historia, geografía, población y valores de China; conocer la evolución, formas, motivaciones y perspectivas de este turista asiático cuando se desplaza fuera de su país; estudiar las mejores fórmulas de comunicación para promocionar el destino Valladolid en este gran mercado; así como a familiarizarse con el protocolo de atención a los clientes chinos una vez que ya se encuentran entre nosotros.

 

El curso, celebrado en la Oficina de Turismo, ha sido impartido por el presidente de Chinese Friendly International, Kurt Grötsch, y en él mismo han participado casi setenta profesionales del turismo de la capital vallisoletana representando a bodegas, restaurantes, agencias de viaje, centros de congresos e idiomas, guías de turismo y hoteles.

 

En la última década, el número de turistas chinos en España ha experimentado un gran crecimiento. Sus gustos y necesidades son muy concretos, ya que no vienen buscando sol y playa, sino principalmente cultura. Es ahí donde Valladolid tiene una gran oportunidad por su riqueza patrimonial y su incesante vida cultural.