Unos 30 sanitarios analizan en Valladolid la implantación del programa 'Paciente activo en diabetes tipo 2'

La jornada de formación y planificación sobre el paciente activo en la Comunidad, que se celebra en el salón de actos de la Consejería de Sanidad, está dirigida a profesionales sanitarios de Castilla y León, mayoritariamente enfermeras del ámbito de Atención Primaria que, desde diciembre de 2013, colaboran en la puesta en marcha del Programa.

Así, 34 profesionales, con representación de todas las once áreas de salud de la Comunidad, así como las directoras de enfermería de Atención Primaria de las correspondientes gerencias, participan en esta actividad formativa que ha inaugurado el director general de Asistencia Sanitaria, José Jolín Garijo.

 

El objetivo de esta actividad es consolidar y ampliar el programa ya iniciado en la Comunidad, para lo que se informa a los asistentes sobre el grado de implantación en las diferentes áreas de salud y se debate sobre las propuestas de futuro, han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

 

La jornada incluye también una actividad formativa con la que se pretende mejorar la capacitación de los profesionales en esta actividad, al darles a conocer la metodología y herramientas del coaching y su aplicación, con el fin de potenciar la habilidad comunicativa del profesional sanitario en su relación con las personas con diabetes objeto de esta medida.

 

El programa del paciente activo en diabetes tipo 2 se enmarca dentro del objetivo estratégico 'Potenciar la autonomía y la responsabilidad del paciente' de la Estrategia de Atención al Paciente Crónico en Castilla y León y responde también a la necesidad de la sociedad en la adquisición de nuevos roles en la participación social de las personas que envejecen, han indicado las mismas fuentes.

 

REFERENCIA AMERICANA

 

Para ello se toma como referencia el Programa 'Paciente experto' de la Universidad de los Pacientes, que sigue el modelo desarrollado por el 'Patient Education Research Center', de la Universidad de Stanford, y tiene como objetivo potenciar el rol del paciente como principal responsable del cuidado de su salud, con el fomento del autocuidado, la adopción de conductas saludables y positivas, el aumento de las habilidades y la confianza de la persona con diabetes, con el fin de mejorar el manejo de su enfermedad.

 

Para ello se utiliza el apoyo "entre iguales", pero con el asesoramiento y la supervisión de los profesionales sanitarios de su ámbito más cercano.

 

En estas actividades formativas, tanto el emisor como el receptor de la formación/información tienen el mismo problema; el emisor entiende lo que le pasa al receptor, es un buen ejemplo 'real', ofrece apoyo y no solo formación y utiliza el mismo lenguaje, sin usar 'jerga médica': 'Yo te comprendo. Tú me comprendes'.

 

Fuentes sanitarias han señalado que es importante incidir sobre el papel fundamental que han desarrollado las asociaciones de diabéticos en la puesta en marcha de la actividad, puesto que la colaboración entre los profesionales sanitarios implicados y las asociaciones en la captación de futuros pacientes activos ha sido determinante.

 

Hasta la fecha, se han formado en cinco talleres de seis sesiones cada uno de ellos, a 29 pacientes activos formadores en diabetes tipo 2, distribuidos en las Áreas de Salud de Ávila, Valladolid Este y Oeste y Zamora.

 

Además, durante los meses de octubre y noviembre, dos de estos pacientes formadores ya han realizado su primer taller a otros pacientes diabéticos tipo 2 de la localidad de Fermoselle (Zamora). Asimismo está previsto el segundo taller de estas características en los meses de noviembre y diciembre en la ciudad de Ávila.

 

Las previsiones de futuro se perfilan en la línea de implantar el Programa 'Paciente activo en diabetes tipo 2' en todas las áreas de salud de la Comunidad y extenderlo también a otras patologías crónicas como la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), el cáncer o enfermedades cardiovasculares.