Unos 2.000 vallisoletanos se unen a las feministas del Tren de la Libertad en contra de la reforma

Unas 2.000 personas se han unido este viernes a las 150 feministas que han llegado a Valladolid desde el norte de España en el Tren de la Libertad para iniciar una manifestación en contra de la reforma de la Ley del Aborto.

En torno a las 18.30 horas, con diez minutos de retraso sobre la hora prevista, ha llegado a la Estación Campo Grande de la capital vallisoletana el tren Alvia procedente de Gijón en el que viajaban las 150 militantes feministas, la mayor parte de ellas, asturianas y ataviadas con detalles en color morado, que han sido recibidas por cientos de personas al grito de 'Sí se puede'.

 

El Tren de la Libertad es una iniciativa de las asociaciones feministas Mujeres por la Igualdad de Barredos (Laviana) y Tertulia Feminista 'Les Comadres' de Gijón para protestar contra la reforma de la ley Gallardón, que supone una "involución" en el desarrollo del principio de igualdad y progreso social es España, y también en todo el continente.

 

En el recibidor de la estación de ferrocarril, el centenar de feministas asturianas se ha encontrado con otros militantes, políticos y ciudadanos que abarrotaban el espacio, complicando incluso el acceso de otros viajeros a los convoyes que salían hacia otros destinos. Entre ellos estaban el secretario general del PSCyL, Julio Villarrubia; el secretario general del PSOE de Valladolid, Javier Izquierdo, el ex subdelegado del Gobierno, Cecilio Vadillo, y el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia.

 

Tras entonar por primera vez una adaptación 'anti-Ley Gallardón' de la conocida canción 'El chacachá del tren', de El Consorcio, las manifestantes, ya con militantes locales como Doris Benegas, Marisol Morais o la concejal socialista Asunción Barrios en la cabecera, han iniciado la marcha por la calle Recondo, junto a varios miles de ciudadanos.

 

Según han explicado fuentes de las manifestantes, aunque no estaba previsto, la Policía Nacional ha accedido a cortar el tráfico de las calles Recondo y Puente Colgante, así como de las que cruzan con ellas. Tras la pancarta con el eslogan del Tren de la Libertad, se ha situado otra en la que se podía leer 'Aborto libre. No a la reforma Gallardón'.

 

El camino hacia la avenida del Monasterio del Prado ha proseguido con cánticos como 'Fuera el aborto del código penal', 'Gallardón dimisión', 'Viva la lucha de las mujeres', o clásicos como 'Aborto libre y gratuito' y 'Nosotras parimos nosotras decidimos'.

 

Tras llegar al cruce de calles situado junto al Centro Cultural Miguel Delibes se ha vivido el único momento de cierta tensión de la tarde, cuando algunos de los manifestantes han derribado varias vallas colocadas por las fuerzas de seguridad para evitar que las distintas protestas se acerquen al edificio en el que se desarrolla el Congreso.

 

Agentes de la UIP, que cuenta con una decena de furgones en las inmediaciones del Miguel Delibes, han llegado a empujar a algunos manifestantes para volver a colocar en su sitio las vallas.

 

Al mediodía de este sábado, las militantes asturianas junto a unas 50 vallisoletanas proseguirán la marcha hacia Madrid en la continuación del Tren de la Libertad.