Uno de cada diez vallisoletanos acudió en 2015 a los Servicios Sociales del Ayuntamiento

La concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero. JORGE IGLESIAS

La concejal del área, Rafaela Romero, lo achaca a dos razones como que el Consistorio haya podido llegar a más personas y a que la crisis sigue notándose en muchas familias.

Llámelo crisis, llámelo mejor trabajo del Ayuntamiento de Valladolid. La cuestión es que uno de cada diez vallisoletanos (concretamente un 11’2%) tuvieron que acudir de una u otra manera a los servicios sociales que ofertó el Consistorio a lo largo de 2015, un número que se ha incrementado hasta un 3% del 8% al mencionado 11’2%. ¿El total? Hasta 34.000 personas de la ciudad de Valladolid.

 

“Yo creo que es por las dos cosas”, explicó la concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero, al ser preguntado sobre el por qué de este incremento y de estas cifras. “Se ha dado un incremento de plantilla y espero que este año podamos anunciar que incrementamos los recursos sociales”, hizo ver la edil, con gesto de preocupación.

 

¿Pero y cuáles fueron exactamente estos servicios a los que acudieron los ciudadanos? Por ejemplo, en gestión de la Renta Garantizada de Ciudadanía, que llegó en 2015 a 3.212 personas. En Centros para Personas Mayores se alcanzaron los 94.305 usuarios, mientras que en el programa de teleasistencia a mujeres que sufren violencia de género fueron 103.

 

Y no se queda ahí la cosa. Los veinte millones de euros que gastó el Ayuntamiento en servicios sociales en 2015 también llegaron a 2.186 personas dependientes en el apartado de atención a personas, 394 en comida a domicilio, 740 en servicio de limpieza, y 1.897 fueron atendidas en el servicio de orientación y asesoramiento laboral. “Otro aspecto importante es que hemos hecho llegar catorce viviendas para alquileres sociales para familias en riesgo de exclusión social”, hizo ver Romero.

 

Por último, la concejal también quiso destacar los casi 220.000 euros (219.427) que fueron directos a subvenciones para aquellas asociaciones con proyectos sociales. Hasta 75 entidades que invirtieron, por ejemplo, en inmigración, voluntariado, prevención de drogas o educación para el desarrollo.