Unicaja mejora tras la compra de Ceiss y gana 547 millones de euros en el primer semestre

Oficina de Unicaja en Castilla y León.

Superada la adquisición de la antigua Caja Duero-España evidencia unos elevados niveles de capitalización y una "cómoda posición de liquidez".

El grupo Unicaja Banco ha registrado un beneficio consolidado en el primer semestre de 2014 de 547 millones, cifra que sin la inclusión del 'badwill' o diferencia negativa de consolidación puesta de manifiesto en el momento de la adquisición de Banco Ceiss, se reduce a 125 millones, frente a los 46 millones registrados en el mismo período de 2013. En una nota, la entidad ha destacado que el grupo Unicaja Banco, tras la adquisición de Banco Ceiss, presenta en el primer semestre del año "unos elevados niveles de capitalización y eficiencia, una sólida capacidad de generación de beneficios y una cómoda posición de liquidez".

 

De esta forma, tras la compra del Banco Ceiss, el Grupo Unicaja Banco se consolida como el séptimo grupo bancario español y el tercero procedente de cajas de ahorros. La actividad del Grupo Unicaja Banco ha venido determinada en el primer semestre de 2014 por "el mantenimiento de una sólida posición de solvencia, una alta capacidad de generación de márgenes y beneficios, una holgada posición de liquidez, la fortaleza del negocio típico bancario, el control de costes y la mejora de la eficiencia, la continuidad en la aplicación del criterio de máxima prudencia, reflejada en el esfuerzo en saneamientos, y la adopción de medidas orientadas a mejorar la gobernanza y al ejercicio de su responsabilidad social empresarial".

 

Al cierre de junio de 2014, el grupo, con recursos propios computables de 3.813 millones, mantiene una ratio de capital total del 11,7 por ciento y un Common Equity Tier 1 (CET1 o ratio de capital de primer nivel) del 11,5 por ciento, lo que supone 2,5 veces el mínimo exigido. En lo que respecta a resultados, en este primer semestre de 2014, el Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio consolidado de 547 millones de euros. Sin la inclusión del efecto contable 'badwill', puesto de manifiesto en la adquisición de Ceiss, el beneficio después de impuestos habría sido de 125 millones.

 

El crecimiento de los beneficios se ha sustentando en la obtención de un margen de intereses más ingresos por comisiones de 422 millones de euros, 42 millones más que en el mismo período de 2013, y en la consecución de 194 millones de resultados por operaciones financieras, resultado de la materialización de parte de las plusvalías generadas en la cartera de renta fija en los últimos meses. La entidad precisa que las anteriores cifras de ingresos, junto con los resultados procedentes de inversiones en acciones y participaciones (35 millones de euros) y el neto de otros productos/cargas de explotación (-13 millones), posibilitan la obtención de un margen bruto de 639 millones, un 43 por ciento más que el obtenido por el Grupo Unicaja Banco en el primer semestre de 2013. El resultado antes de saneamientos asciende a 353 millones de euros, un 49 por ciento superior al obtenido en el mismo período de 2013.

 

Al mismo tiempo, al cierre de junio de 2014, el Grupo Unicaja Banco registra una posición de activos líquidos y descontables en el Banco Central Europeo (BCE) neta de los activos utilizados de 14.547 millones de euros, lo que representa más del 20 por ciento del balance. La tendencia de crecimiento de los depósitos minoristas y la continuidad del desapalancamiento de la economía española han reafirmado la reducción de las necesidades de financiación en mercados del Grupo Unicaja Banco, que queda reflejada en la evolución de la ratio 'créditos/depósitos', que a cierre de junio se sitúa en el 88 por ciento.

 

 

AUMENTA LA MOROSIDAD POR LA INTEGRACIÓN DE CEISS

 

Agrega que la incorporación de Banco Ceiss "ha supuesto un incremento del nivel de morosidad del Grupo, que se sitúa al cierre de junio en el 11,3 por ciento, éste se mantiene sensiblemente por debajo del nivel medio de las entidades de crédito españolas (13,2 por ciento). Asimismo, el Grupo Unicaja Banco mantiene un nivel de cobertura de los riesgos dudosos (65 por ciento) superior al del conjunto de las entidades.

 

La entidad apunta una mejora de la ratio de eficiencia (gastos de explotación sobre margen bruto), que pasa del 47 por ciento al 44,7 por ciento en los últimos doce meses. Asimismo, resalta que a lo largo del primer semestre de 2014, el Grupo Unicaja Banco ha venido adoptando medidas en la línea de fortalecimiento y adaptación a las mejoras prácticas en los ámbitos del gobierno interno y corporativo.

Noticias relacionadas