Unas baldosas caen desde una terraza sobre la acera de la Plaza Poniente sin causar heridos

Imagen del edificio del que se desprendieron unas baldosas sobre la acera de la Plaza del Poniente. JUAN POSTIGO

La Policía Municipal confirmó que no había sido alcanzado ningún viandante y que en principio no hay posibilidad de que caigan más.

El reloj marcaba cerca de las 16.00 horas de este jueves cuando de repente un sonoro golpe se dejó escuchar en la Plaza del Poniente de Valladolid. Un par de baldosas habían impactado contra la acera de enfrente del portal número 2 de manera que quedaron hechas añicos al instante. Un suceso que, por suerte, terminó sin ningún herido pero que podía haber concluido con un final mucho más trágico.

 

Era la Policía Municipal la que confirmaba instantes después a Tribuna que, efectivamente, nadie había estado cerca de ser alcanzado por los improvisados proyectiles y que "en principio no había probabilidad de que cayeran más" cascotes desde un piso que tampoco supieron concretar. Así se lo había explicado minutos antes el conserje del portal.

 

"Hace unos seis o siete meses se hicieron unas reformas en varias terrazas y ahora, con el calor, se han dilatado varias juntas y terminan por romperse", explicaba el encargado de guardar el edificio. "He ido revisando todos los pisos uno por uno y parece que en el resto de terrazas las baldosas están seguras", insistió el hombre, algo preocupado por la circunstancia.

 

Los acontecimientos hicieron que varios vecinos, además de los propios agentes que se trasladaron al lugar, permanecieran durante un tiempo comprobando que no había posibilidad de que ningún viandante era objetivo de estos meteoritos, hasta comprobar que no caía ninguno más. Y es que pese a que todo terminara en nada más que un susto, eran varias las personas que paseaban a esa hora por la Plaza y el desenlace pudo ser mucho más fatídico.