Unanimidad en el Ayuntamiento de Valladolid para urgir a Renfe el traslado de los talleres

El Pleno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado una moción en las que urge a Renfe y al Ministerio de Fomento a acelerar los trámites para que el traslado al nuevo complejo de talleres construido en el Páramo de San Isidro se complete "lo más rápido posible".

 

En concreto, el Pleno ha dado el visto bueno, por unanimidad, a la moción para urgir al traslado de los talleres a las instalaciones de San Isidro, la cual ha estado precedida por la intervención de los responsables del sector ferroviario de UGT y CCOO, Gregorio Ferreras y Gregorio Díez, respectivamente, quienes han hecho llegar la preocupación de ambos sindicatos y los trabajadores por el retraso en los talleres, que podría llegar a finales de octubre o incluso demorarse a noviembre a pesar de que inicialmente estaba previsto para julio.

 

Ambos sindicalistas han incidido en la repercusión que tiene este retraso en la carga de trabajo del nuevo complejo ferroviario de San Isidro (Base de Mantenimiento Integral), que se verá reducida al no estar lista a tiempo para la reparación de determinados trenes como la serie S-103 de Renfe, que tienen que hacer su mantenimiento y reparación, que se va a llevar a cabo por una empresa privada en Toledo.

 

Los sindicatos suman al retraso del traslado otros "escollos" como el túnel entre Atocha y Chamartín, que aún no se ha finalizado, que supondría que pudieran llegar convoyes para su reparación con menor coste a Valladolid, a lo que además se añade la paralización de la variante sur de mercancías, que además está en riesgo de "deterioro".

 

Además, Ferreras ha incidido en que el retraso en la puesta en marcha de los talleres tendrá repercusión en 700 puestos de trabajo directos y ha destacado el hecho de que sea uno de los centros más avanzados de Europa, "referente" en la región, por lo que se habla del futuro de Castilla y León.

 

En la moción aprobada, el Ayuntamiento de Valladolid urge al Ministerio, a Renfe y a la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, de la que forma parte, a que se aceleren y garanticen todos los trámites para el traslado lo más rápido posible a los nuevos talleres ferroviarios.

 

Además, se reclama al Ministerio o Adif que agilicen también la apertura del túnel que se construye entre las estaciones de Atocha y Chamartín en Madrid y que permitiría que los trenes de alta velocidad de las líneas que unen la capital con el norte de España, de las que la mayoría pasa por Valladolid, puedan continuar su marcha hacia Atocha y conectar directamente con el este y el sur de la península.

 

Los acuerdos se trasladarán también a la Junta de Castilla y León, para solicitar su colaboración en el desarrollo de las actuaciones aludidas.