Una treintena de agencias de viajes afectadas por Just Fly estudian iniciar acciones legales

www.justfly.es

La Asociación Empresarial de Agencias de Viajes de Castilla y León (Aeavi CyL) ha organizado una reunión con una treintena de agencias afectadas por la cancelación de vuelos de Just Fly en el aeropuerto de Valladolid, y estudia actualmente la posibilidad de iniciar acciones legales por la vía civil o incluso por la penal.

Según información de la web especializada Hosteltur, recogida por Europa Press, durante la reunión se analizaron las posibles alternativas para impulsar la defensa conjunta de las agencias afectadas, la problemática que representa para los clientes.

 

Como ha explicado el presidente de Aeavi, Adolfo Maté, las agencias afectadas son de las provincias de Valladolid, Palencia, Salamanca y Zamora que habían vendido a sus clientes billetes de vuelos operados por la operadora que canceló sus actividades a las pocas semanas de iniciarlas.

 

Maté ha señalado que la Asociación comenzó a recopilar datos e información sobre las agencias afectadas y finalmente organizó la pasada semana una reunión "para sumar fuerzas" con la mayor parte de ellas en la que se plantearon las posibles opciones legales. Ahora, el gabinete jurídico de esta agrupación debe estudiar el procedimiento a seguir para realizar los trámites ya en el mes de septiembre.

 

El representante de Aeavi ha explicado que estas agencias han cobrado a sus clientes por los servicios que ofrecía un proveedor como Just Fly que, finalmente no pudieron ser prestados por responsabilidad única de la operadora dirigida por Dairo Alberto Quiroga, por lo que los usuarios han reclamado la devolución del dinero.

 

Así, muchas de estas pequeñas empresas han perdido cantidades comprendidas "entre los 300 y los 4.000 euros".

 

Mientras tanto, ha lamentado, los responsables de Just Fly "no cogen el teléfono" para atender las reclamaciones de las agencias desde "hace un mes y medio" y tan sólo se han puesto en contacto con ellas por vía de correo electrónico, primero para dar como fecha de la devolución del dinero el 31 de julio, lo que se incumplió, y posteriormente para pedir datos de los afectados con el fin de supuestamente pasarlos a una aseguradora que iría a abonar las cantidades.

 

Maté ha recalcado que "las agencias de viajes son un eslabón en la comercialización de viajes entre el organizador y el cliente final, desarrollando una labor de intermediación turística profesional mediando entre el organizador y los pasajeros a través de procedimientos de venta presencial o a distancia".

 

"PERJUICIO A LA IMAGEN"

 

Asimismo, Maté ha incidido en que "por encima de las pérdidas económicas directas" sufridas por las cancelaciones de vuelos y los gastos adicionales incurridos en la recolocación de pasajeros que no ha podido efectuar su vuelo con la compañía Just Fly, han sido cubiertas por muchas agencias afectadas. Además, ha añadido "el grave perjuicio a la imagen" que supone para las agencias de viajes de Castilla y León que operan "legal y profesionalmente" y que "se ve gravemente empañada por la mala gestión de organizadores que abordan proyectos empresariales que acaban en una explotación deficiente de un negocio en el que tantas expectativas se habían depositado".

 

También ha apuntado que alguno de los asistentes a la reunión planteó el efecto que tuvo la "campaña mediática en la que Just Fly implicó al Ayuntamiento de Valladolid y los medios locales".

 

La operadora anunció en el mes de mayo en una rueda de prensa celebrada en el Consistorio vallisoletano el inicio a principios de junio de vuelos a destinos nacionales como Málaga, Palma de Mallorca, Ibiza y Valencia e internacionales como Londres y París. Unas semanas después, el 9 de julio, se anunciaba la cancelación de los primeros y, a finales de julio, de los segundos.