Una trabajadora de la Diputación no tenía "ni idea" del presunto acoso sexual de Carrasco a Triana

Triana Martínez, en su declaración ante el juez, afirmó que Isabel Carrasco la empezó a perjudicar en todo, desde el ámbito laboral, al fiscal y al personal, cuando la víctima intentó acosarla un día en su casa en el que incluso llegó a besarla en la boca y agarrarla por detrás.

Una trabajadora de la Diputación de León y amiga de Triana Martínez ha declarado este lunes en la Audiencia Provincial no tener "ni idea" del supuesto episodio de acoso sexual que protagonizó la presidenta de la Institución provincial Isabel Carrasco contra la ahora acusada de su muerte.

 

Triana Martínez, en su declaración ante el juez, afirmó que Isabel Carrasco la empezó a perjudicar en todo, desde el ámbito laboral, al fiscal y al personal, cuando la víctima intentó acosarla un día en su casa en el que incluso llegó a besarla en la boca y agarrarla por detrás.

 

No obstante, esta amiga de Triana y trabajadora de la Diputación ha negado saber "nada" de lo ocurrido. Esta declaración se ha producido dentro del procedimiento que juzga el crimen de Isabel Carrasco y que sienta en el banquillo a la asesina confesa Montserrat González, su hija Triana Martínez y la policía local Raquel Gago.

 

La trabajadora ha explicado que su amiga Triana no le contó nada de lo sucedido, pero que sí la notó "muy delgada y muy deprimida". Triana decía, ha añadido, que Isabel Carrasco quería perjudicarla y que la iba a impedir obtener la plaza de ingeniero técnico en telecomunicaciones, que salía a oposición.

 

"Estaba muy deprimida y hecha polvo. Estaba convencida que Isabel Carrasco la iba a perjudicar en la oposición", ha precisado.

 

Esta testigo también ha dicho que notó un "cambio grande" en la relación entre Triana y Carrasco porque antes de comenzar la mala relación entre ambas la presidenta de la Diputación "llamaba continuamente" a Triana y después eso cesó.