Una secta hasídica judía de Reino Unido prohíbe conducir a las mujeres

Una secta hasídica judía de Reino Unido ha prohibido conducir a las mujeres de la comunidad, afirmando que esto va contra "las normas tradicionales de la modestia", según ha informado este jueves el diario 'Jewish Chronicle'.

 

La secta Belz ha afirmado además que los estudiantes que sean llevados a sus escuelas en coches conducidos por sus madres no serán autorizados a entrar en los centros, argumentando que el incremento de mujeres que conducen "ha producido un gran resentimiento entre los padres de los alumnos".

 

El citado diario ha señalado que la política de prohibir el acceso a estos estudiantes ha llegado directamente del líder de la comunidad en Israel, el rabino Yissachar Dov Rokeach.

 

La comunidad Belz de Reino Unido se encuentra asentada en el norte de Londres, donde controla una escuela para niños y otra para niñas. El diario británico 'Daily Mail' ha afirmado que la secta está siendo acusada por sus críticos de "intentar convertir su comunidad londinense en Arabia Saudí".

 

La secta es una de las ramas hasídicas más importantes en Israel y tiene comunidades relevantes en Reino Unido, Canadá y la localidad estadounidense de Nueva York.