Una renovada Casa recibe a los visitantes del Parque Natural del Cañón del Río Lobos

Se trata de uno de los parques más visitados de la Comunidad.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha visitado esta mañana la nueva Casa del Parque Natural del Cañón del Río Lobos y el Aula del Río del Rincón del Ucero que se encuentran ubicadas en el municipio de Ucero. La remodelación ha sido posible gracias a una inversión, a través del programa Arquimilenios, de 856.308 euros para un edificio singular de madera y piedra, de tres plantas, con una superficie total de 1.200 m2. Más de 3 millones de personas visitaron los espacios naturales el año pasado.

 

Antonio Silván ha destacado que el Parque Natural del Cañón del Río Lobos ha crecido en el número de visitas de forma exponencial en los últimos años. La media de visitantes de la Casa del Parque ha estado en estos últimos años por encima de los 30.000, siendo algunos años, el centro que más visitantes ha recibido de toda la red de Casas del Parque que gestiona la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Durante el año 2012, este espacio natural fue uno de los más frecuentados tras Sanabria, Picos de Europa, los Montes Obarenes y Gredos.

 

Antonio Silván ha insistido en el significativo aumento de visitantes a la Casa del Parque del Cañón del Río Lobos que en la década de los noventa rondaba los 10.000 y que el pasado 2012  contabilizó 32.751. Silván ha atribuido a la oferta turística, hostelera y a las iniciativas tanto públicas como privadas este incremento y ha apuntado al buen número de actividades que se han puesto en marcha en los centros del Río Lobos, Laguna Negra, Sabinar y Aula del Bosque. Se han realizado un total de 17 exposiciones y más 106 actividades, de las que 11 corresponden al Voluntariado Ambiental, solo durante el año pasado. Una tendencia, la del crecimiento en el número de viajeros, que se ha reproducido en toda la provincia. De hecho, los espacios naturales y las Casas del Parque tuvieron en el año 2012 más de 435.945 visitas.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha recordado que el Cañón del Río Lobos fue el primer espacio protegido declarado por la Junta de Castilla y León en el comienzo de la andadura autonómica en 1985. Con sus más de 10.000 hectáreas alberga, entre las provincias de Burgos y Soria, uno de los cañones cársticos más singulares del territorio español por su estado de conservación y belleza paisajística.

 

Más de 3 millones de personas visitan los espacios naturales y casas del parque

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha destacado que durante el año 2012, un total de 3.035.390 personas han visitado los espacios naturales y las casas del parque de Castilla y León. En concreto, 2.639.000 visitantes en los espacios naturales y un total de 396.390 visitantes en las casas del parque de la Comunidad.

 

Por provincias, se han contabilizado las siguientes visitas globales a los espacios naturales y casas del parque: 285.496 en la provincia de Ávila, 489.525 personas en la provincia de Burgos, 282.863 visitantes en la provincia de León, un total de 102.414 en la provincia de Palencia, 125.843 visitantes en la provincia de Salamanca, 220.005 en la provincia de Segovia, 435.945 visitantes en la provincia de Soria, 42.036 personas en la provincia de Valladolid y 931.263 visitantes en la provincia de Zamora. Los visitantes de Arribes de Duero contabilizados alcanzan la cifra de 120.000 compartidos por las provincias de Salamanca y Zamora.

 

Remodelación del continente y el contenido

En su visita a la nueva Casa del Parque, el consejero de Fomento y Medio Ambiente ha recorrido las instalaciones que están distribuidas en tres niveles.

 

En la planta baja se pueden diferenciar tres zonas: por una parte un amplio hall en el que se encuentra además la zona de recepción y atención al visitante, la tienda verde y el Aula del Río del Rincón del Ucero. La dotación expositiva referente al Aula está formada por una serie de recursos, en su mayor parte manipulativos, que permiten al visitante adentrarse en el conocimiento de los ríos, sus ecosistemas, sus especies y más concretamente en los valores del río Ucero y del Río Duero. La presencia de dos amplios acuarios con especies propias del Río Ucero dan un valor especial y espectacularidad a este ámbito; por otra, la sala taller y de audiovisuales del Aula del Río. Dentro de esta instalación, la dotación expositiva está dedicada de forma más profunda a la pesca, y se encuentran las instalaciones del Aula, en las que se realizan las sesiones teórico‐prácticas, construcción de señuelos, etc. En la zona audiovisual se proyectan las presentaciones relacionadas con la pesca, los ecosistemas acuáticos y todos aquellos temas relacionados. En este ámbito existen otros dos acuarios que contienen especies alóctonas que se encuentran en nuestros ríos, cuyo objetivo es dar a conocer a los futuros pescadores, aquellas especies que en ocasiones poseen una regulación especial; y finalmente en el  exterior del edificio se encuentran el resto de instalaciones del Aula formadas por la zona de lanzada, la balsa artificial para la práctica de la pesca y el canal didáctico.

 

En la primera planta encontramos dos zonas: una administrativa y otra formativa. Una sala taller que está equipada con material adecuado para la realización de cursos de educación ambiental u otro tipo de actividades didácticas que requieran de espacio y mobiliario adecuado; otra sala de audiovisuales equipada de medios para la proyección de producciones audiovisuales o para la impartición de charlas o cursos; y una última sala, denominada Antonio Segura, dedicada al botánico cuya familia donó el herbario de más de 1500 ejemplares que elaboró a lo largo de su vida. Este herbario está almacenado en dicha sala con el objeto de poder ser consultado por aquellos usuarios que por razones científicas o pedagógicas soliciten su utilización. Completa este espacio una biblioteca.

 

Por último, la segunda planta posee la exposición principal dedicada al Parque Natural del Cañón del Río Lobos. El mobiliario diseñado trata en todo momento de salvaguardar la visión directa del visitante sobre la cubierta de madera del edificio, auténtico patrimonio del mismo. Dentro de la exposición podemos diferenciar 6 ámbitos o zonas. En primer término, una gran maqueta esquemática del Parque Natural, situada dentro de un recurso expositivo que permite observar a través de pantallas de gran formato audiovisuales de gran calidad. Miniaturas, gráficas y diseños que tratan de explicar este recurso e introducir los principales hábitats o ambientes del Parque Natural (Los Cortados, La Ribera, El páramo) los cuales se encuentran integrados en otros tres grandes muebles dotados de recursos manipulativos, audiovisuales con la utilización de últimas tecnologías como la realidad aumentada, imágenes estereoscópicas, aunando de forma acertada el mayor número posible de sentidos; tacto, olfato, oído, vista. En otro de los extremos de la sala superior se presenta la Red de Espacios Naturales Protegidos de Castilla y León en el ámbito “Otro Espacio Nos Visita”, y por último y en la zona opuesta, cerca ya de la salida de la exposición, se encuentra un recurso estrella, “Los reyes de la noche”, que introducen al visitante en las zonas menos conocidas del Cañón, sus grutas y cuevas presentando a los habitantes de los parajes subterráneos.

 

La actuación de adecuación interior de la Casa del Parque y Aula del Río se ha completado con la remodelación de la zona exterior del Aula del Río, mediante la mejora de la accesibilidad y seguridad en la balsa de pesca, la adecuada señalización de la misma y la conexión del sendero que, llegando desde el casco urbano de Ucero, permite el acceso a las instalaciones tras un paseo a través de un puente de madera. Tanto la nueva dotación expositiva de la Casa del Parque como la mejora de la zona de pesca se han desarrollado de acuerdo al convenio de colaboración suscrito en 2008 entre la Fundación Patrimonio Natural e Iberdrola. Acuerdo que ha supuesto una inversión de más de 4,5 millones de euros durante cuatro años y que ha contemplado el desarrollo y ejecución de una serie de actuaciones cuyo objetivo prioritario ha sido conservar y gestionar el patrimonio natural de Castilla y León.

 

El Cañón del Río Lobos, un valor en alza

Desde el punto de vista geológico y geomorfológico atesora múltiples y valiosos atractivos con gran cantidad de notables singularidades y puntos de interés como la diversidad de la vegetación, conservándose extensas masas forestales de sabina, pino y encina, además de numerosas especies singulares de flora. Vinculada a esa rica variedad de biotopos y a la débil incidencia de la actividad humana, aparece en este territorio una abundante y diversa fauna. Tanto en el interior del espacio natural y como en sus alrededores se conserva, un valioso conjunto de elementos artísticos y poblaciones con un relevante valor etnográfico como la propia Ermita de San Bartolomé.

 

Estos valores han sido claves para su declaración primero como Parque Natural mediante Decreto 115/1985, de 10 de octubre, de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Montes de la Junta de Castilla y León y posteriormente como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), bajo la denominación de “Cañón del Río Lobos”, códigos ES0000007 y ES4170135 respectivamente, al amparo del Real Decreto 1997/1995, de 7 de diciembre, por el que se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres. Estas figuras de protección implican su integración en la red ecológica europea denominada Red Natura 2000.

 

Un Parque con la Q de Calidad

El Parque Natural tiene, desde el año 2006, la Marca de Calidad Turística (Q de calidad). La marca es otorgada por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), dependiente de la Secretaría de Estado de Turismo, que además se encarga de certificar, administrar y velar por el correcto uso de la Marca “Q”.