Una publicación bucea en la historia del Canal de Castilla en el tramo de Medina de Rioseco

Virginia Asensio ha invertido casi diez años en una riguorosa investigación historiográfica que se centra en los ocho kilómetros del rama del Campos en la provincia de Valladolid. 

El Canal de Castilla tiene ya su libro. Al menos en su aspecto más histórico, una publicación que de la que carecía este Bien de Interés Cultural. Se trata de 250 páginas de un riguroso estudio historiográfico realizado por la riosecana Virginia Asensio, historiadora del arte, que ha empleado casi diez años hasta que la obra ha visto la luz. El trabajo se enmarca en la conmemoración del décimo aniversario de la embarcación Antonio de Ulloa.

 

Esta mañana se ha presentado en la Diputación de Valladolid y ha contado con la presencia del Diputado de Cultura y alcalde de Rioseco, Artemio Domínguez, y del presidente de la Asociación SIRGA, Javier San Martín. La investigación se centra en los ocho kilómetros vallisoletanos del ramal de Campos, concretamente entre la dársena de Medina de Rioseco y la esclusa sexta, en Tamariz de Campos.

 

Para reescribir su historia, Virginia Asensio ha acudido a las fuentes más directas, con horas de investigación en archivos como el Histórico Provincial, el Diocesano, el Archivo General de la Confederación Hidrográfica del Duero o el municipal riosecano. Asimismo, un gran porcentaje de la información aportada es inédita, y en un apartado anexo se reproducen íntegramente diferentes documentos de especial importancia.

 

Más de un centenar de fotografías “del ayer y el hoy”, como ha definido su autora, salpican la investigación que recoge los avatares de la construcción de este tramo, curiosidades y algunas anécdotas. Para Virginia Asensio lo importante era “arrojar luz y datos sobre la crónica histórica de esta gran grieta de agua proyectada por esos locos ilustrados que querían acercar el mar a tierra adentro”.

 

El lector podrá encontrar en esta publicación numerosos datos como el análisis de los elementos arquitectónicos y las obras de ingeniería industrial, los tipos de barcazas que surcaban las aguas, los métodos de tracción y las reglas de navegación de este canal inaugurado en 1849 por Isabel II. La llegada del ferrocarril, la decadencia de la vía fluvial y su reconversión para el regadío y el abastecimiento a la población, son otros de los aspectos estudiados.

 

Artemio Domínguez ha dicho que se trata de un “lujo” tener una historiadora así en Rioseco, y ha incidido en el futuro turístico del Canal. Por su parte, el presidente de SIRGA Javier San Martín ha aprovechado el acto para hacer un llamamiento a la “revisión del Plan Especial del Canal de Castilla”. San Martín dice que “hemos creado una Ley que protege de tal manera al Canal que no vamos a poder ni estar en él”.