Una proyección audiovisual reemplazará las pinturas románicas de Sant Climent de Taüll

Los visitantes podrán apreciar detalles desaparecidos del Pantócrator


VALL DE BOÍ (LLEIDA), 8 (EUROPA PRESS)

Las pinturas románicas del ábside de la Iglesia de Sant Climent de Taüll, en la Vall de Boí, (Lleida), que a su vez son una reproducción de las originales de 1959, serán retiradas para su conservación, y en su lugar se ofrecerá a partir de este verano una proyección audiovisual --conocida como 'mapping'-- de forma permanente y fija, lo que permitirá recuperar colores y texturas de las pinturas originales, según ha anunciado este viernes el conseller de Cultura, Ferran Mascarell.

Las pinturas del ábside fueron arrancadas de su lugar original en 1920 y trasladadas al Museu Nacional d'Art de Catalunya (Mnac) para su conservación y exposición, y en su lugar yace una réplica realizada por Ramon Millet en los años 60, que ahora será retirada para su restauración y que será ubicada todavía en un lugar por determinar, "quizás en el entorno de Boí", ha augurado Mascarell.

Esta copia presenta evidentes síntomas de degradación con grietas y fisuras, por lo que es preciso realizar una intervención que implicará su retirada --compuesta por 22 plafones-- y conservación en otro lugar, una actuación que ya ha comenzado con la eliminación de una biga en esta zona.

RESTOS DEL ORIGINAL

Este proyecto esconde una sorpresa, ya que los expertos han encontrado restos de la pintura original bajo la réplica de 1959, como fragmentos de cenefas decorativas que, junto a las pinturas que en 1920 no fueron arrancadas --como la figura de Sant Climent--, se restaurarán 'in situ' y se mantendrán especialmente iluminadas dentro de esta proyección en 'mapping', conformando un conjunto audiovisual más dinámico y cercano al original.

Igualmente, la zona del presbiterio --que actualmente se encuentra alterado por una excavación arqueológica de 2010-- se arreglará para garantizar sus usos religiosos y culturales, con la sobreposición de una madera en la zona excavada.

Esta proyección audiovisual en 'mapping', que se realizará desde seis proyectores imperceptibles para el visitante y con un presupuesto de 390.000 euros aportados por la Obra Social La Caixa, es pionera en Catalunya para explicar restos desaparecidos, según ha dicho el conseller, quien confía en que abra la veda para la conservación y muestra del patrimonio cultural catalán.

El director general de Archivos, Bibliotecas, Museos y Patrimonio, Joan Pluma, ha explicado que la reproducción de estas pinturas en 'mapping' comportará ventajas en materia de información para los visitantes, quienes podrán apreciar texturas y colores del Pantócrator que la réplica ha perdido, y que se proporcionarán en base a hipótesis investigadas por los conservadores de arte.

Las obras, que ya han comenzado, no implicarán el cierre de la iglesia, sino que los visitantes podrán asistir a estos trabajos, que también se difundirán por Internet a través de la web 'patrimoni.gencat.cat' y de la etiqueta de Twitter #taüll1123.

Construida entre los siglos XI y XII, la Iglesia de Sant Climent de Taüll es el templo más grande de toda la Vall de Boí, y en el año 2000 fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, al disponer de un conjunto pictórico excepcional que representa al románico catalán en su máxima expresión.