Una periodista vallisoletana en Bruselas narra "la pena y la rabia" por lo sucedido

La joven periodista Berta Redondo, natural de la localidad vallisoletana de Tudela de Duero y residente en Bruselas desde el mes de septiembre, dice que seguirá allí.

La joven periodista Berta Redondo, natural de la localidad vallisoletana de Tudela de Duero y residente en Bruselas desde el mes de septiembre, ha confesado la "pena" y la "rabia" que siente por los atentados cometidos este martes en la capital belga, pero ha mostrado su intención de permanecer en la ciudad.

  

Redondo, de 25 años, llegó a Bruselas con una beca para trabajar en una emisora belga en español, después de lo cual decidió permanecer en el país, una decisión que mantiene a pesar de los atentados de este martes y de los incidentes de meses precedentes, como el pasado noviembre, cuando la ciudad quedó prácticamente paralizada ante el temor de acciones terroristas.

  

En cualquier caso, la joven, que ya anteriormente había vivido en Bélgica como estudiante Erasmus, ha admitido que la "inquietud" y el "miedo" que toda esta situación le han generado y que la han obligado a convivir con una mayor presencia diaria de la Policía e incluso el Ejército en las calles.

  

Precisamente, se da la circunstancia de que sus padres se encuentran también en Bruselas, adonde habían viajado para encontrarse con ella y conocer la ciudad, los cuales debían regresar este miércoles a España desde el aeropuerto de Zaventem, lugar de la primera de las explosiones, por lo que ignoran de qué manera podrán volver o cuándo podrán hacerlo, según ha explicado Redondo en declaraciones realizadas a Europa Press. Además, el viernes estaba prevista la llegada de su hermano, quien tampoco sabe "qué ocurrirá al final".

   

La familia ha pasado junta la mañana en el apartamento de la joven, quien se encontraba en casa en el momento de las explosiones y se enteró de ellas por su compañera de piso, pero a mediodía han decidido salir a comer y pasear por la ciudad, que disfruta de un día soleado y de temperatura agradable este martes.

  

No obstante, ha apuntado que prácticamente todos los comercios se encuentran cerrados y, aunque se ve gente por la calle, la mayoría "regresa a casa de trabajar". También ha indicado que durante todo el día se ha sucedido el paso de coches de Policía, ambulancias y vehículos militares.

  

Berta Redondo reside en el municipio de Saint-Gilles, dentro de la región de Bruselas-Capital, una zona "multicultural" en la que se vive "con más tranquilidad" que en el centro, pero en la que el temor al terrorismo "también se ha dejado sentir en los últimos meses", lo que le genera "mucha pena".

  

Durante toda la mañana, la joven ha atendido las llamadas de conocidos y medios de comunicación que se han interesado por su situación, mientras que ella también ha podido confirmar que todos sus compañeros y amigos en Bruselas se encuentran en perfecto estado.