Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Una pasarela directa al comercio del centro de Valladolid

La X Gala del Comercio, que organiza Distrito I, muestra las tendencias y novedades de la temporada otoño-invierno de una veintena de establecimientos de moda, complementos, joyería y peluquería. 

Las nuevas tendencias, diseños y complementos para esta temporada de otoño-invierno. Y sin salir de Valladolid. Más de un millar de personas han disfrutado esta noche de la décima Gala del Comercio, con una pasarela en la que han participado una veintena de establecimientos que han mostrado moda, joyas, peluquería y complementos, en la Cúpula del Milenio.

 

La edición de este año contó con un nuevo galardón, 'Aniversario Comercio de Valladolid', que ha recaído en el escultor Andrés Coello por sus diez años de colaboración con la pasarela, al tiempo que el creador de 'Tadeo Jones', Enrique Gato, recogió el 'X Premio Escaparate de Valladolid' en el intermedio de este espectáculo que ha sido conducido por Eduardo Quílez e Ivana Lapiana.  

 

Bajo el epígrafe de 'X Aniverseé', 20 comercios de la zona centro han mostrado en la Gala las nuevas tendencias y propuestas para la temporada otoño invierno. Además, según ha indicado Cantalapiedra, los organizadores, Fecosva y la Asociación de Comerciantes de Distrito-I Zona Centro pretenden que el centro de Valladolid se convierta en un "escaparate del comercio de la capital, un lugar de encuentro en el que los ciudadanos puedan satisfacer sus necesidades de ocio, cultura y servicios".

 

"El comercio de proximidad atiende otras necesidades como la de ser escuchado o sentirse importante y fórmulas como esta gala sirven de herramientas de marketing", ha señalado la concejal Mercedes Cantalapiedra. Finalmente, la concejal ha subrayado que "todo" lo que se haga es "poco" para el comercio, al tiempo que ha apuntado que la celebración de la gala es una "nueva oportunidad para arrimar el hombro".

 

Los modelos que han lucido las colecciones sobre la pasarela han sido dieciséis maniquíes, ocho mujeres y ocho hombres, todos ellos reconocidos por su trayectoria regional, e incluso algunas, con proyección nacional e internacional, con lo que se quiere promocionar a los modelos de la tierra. Junto a estos profesionales ha participado un numeroso grupo de modelos infantiles.

 

Asimismo, entre los objetivos perseguidos en la organización del evento destacan la identificación del casco histórico vallisoletano como una imagen de "ciudad unida", que se "distingue" por el "buen gusto"; hacer ver al consumidor la importancia de realizar las compras en el comercio de proximidad; mejorar la imagen del comercio urbano; promocionar la oferta comercial, y ofrecer al cliente, "de primera mano", las últimas novedades de los sectores comerciales.