Una parienta cuestiona la muerte natural de los abuelos maternos de Asunta

Se trata de una prima de la madre de la niña. 

Una mujer que se ha identificado como Rosario Villaronga Porto, prima segunda de la madre de Asunta Basterra, ha cuestionado este jueves la muerte natural de los abuelos maternos de la niña y ha sugerido que Rosario P.O. "mató" al abuelo de la menor.

 

La mujer se ha acercado, visiblemente nerviosa, a los periodistas que este jueves se encontraban en las inmediaciones de la vivienda de Rosario P.O. en Santiago, donde se está haciendo un registro, y se ha identificado como prima de la detenida. A renglón seguido, ha evidenciado sus sospechas sobre la muerte de los abuelos de Asunta.

 

"Su madre murió repentinamente; su padre murió repentinamente; al ver lo que hizo aquí, tuvo que matarlo ella", ha sentenciado. "¿Estoy segura?, no, pero de la manera que murieron, si... al ver esto", ha manifestado Rosario Villaronga, quien ha señalado que Francisco Porto se había metido en cama y amaneció ya muerto. "Estaba bien", ha afirmado, antes de mencionar que ella misma había estado con él el día anterior.

 

Al mismo tiempo, la mujer ha atribuido lo ocurrido con Asunta Basterra "a la herencia", ya que, ha corroborado que el abuelo "le dejó la fortuna a la niña".

 

Preguntada acerca de si ella ya sospechaba con anterioridad, lo ha rechazado al asegurar: "¡Yo que sabía!. A partir de la niña, sale la sospecha". Esta mujer también ha manifestado que cree que Rosario P.O. "ella sola no puede" haberlo hecho.

 

Rosario Villaronga ha manifestado ante los medios que se enteró de la adopción de la menor cuando falleció Francisco Porto --en 2012-- y fue la propia Rosario P.O. quien le dijo que habían adoptado a una niña.

 

La madre de Rosario P.O., María del Socorro Ortega Romero, profesora jubilada de Historia del Arte de la Universidade de Santiago, falleció repentinamente en su casa de Compostela en diciembre de 2011. La encontró su marido, el abogado Francisco Porto Mella, que siete meses después apareció también sin vida en el mismo domicilio, una doble pérdida que causó una gran conmoción en la familia y en su entorno.

 

El rumor sobre la posible implicación de Rosario P.O. en la muerte de sus padres se había extendido por la ciudad de Santiago desde el pasado martes, día en que la madre de la menor fallecida fue detenida.



 

Noticias relacionadas