Una ola de calor en pleno septiembre