Una nueva encuesta electoral dejaría a De la Riva sin mayoría absoluta en Valladolid

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva. TRIBUNA

El sondeo ha sido realizado en Valladolid por Madison MK para El Norte de Castilla y deja a los populares en 13-14 concejales, 6-7 para el PSOE, 4-5 para Ciudadanos, 3 Valladolid Toma la Palabra y 2 Sí se puede.

FICHA TÉCNICA.

 

Realizada por: Madison MK

 

Ámbito: Valladolid capital.

 

Técnica: Encuesta telefónica  asistida por ordenador tipo CATI.

 

Fecha: Del 29 de abril al 9 de mayo.

 

Margen de error: +/- 3,90% para datos globales, con un nivel de confianza del 95,5% en condiciones normales de muestreo.

La encuesta realizada por Madison MK para El Norte de Castilla certifica algo que se viene temiendo desde el actual Gobierno de Javier León de la Riva en el Ayuntamiento de Valladolid, y es que la mayoría absoluta conseguida en las cinco anteriores legislaturas -esta última con 17 concejales de 29 posibles, las otras cuatro con 15-, no sería tal para las elecciones de este 24 de mayo.

 

Según los datos que hoy publica El Norte de Castilla, el PP perdería tres o cuatro concejales, de manera que se quedaría con trece o catorce; el PSOE sumaría 6-7 concejales por los 9 que tiene ahora, perdiendo 2-3, y entrarían dos nuevas fuerzas políticas en el Ayuntamiento: Ciudadanos y Sí se puede.

 

La formación naranja de Albert Rivera se llevaría, según la encuesta de Madison MK, un espaldarazo de confianza enorme de los vallisoletanos al sumar 4 o 5 concejales, con un respaldo del 14'7% de los votos.

 

Por su parte, la agrupación electoral Sí se puede entraría también en el Ayuntamiento en sus primeras elecciones municipales con 2 concejales, el 7'6% de los votos de los salmantinos. Quienes se quedarían igual serían los de Izquierda Unida, ahora Valladolid Toma la Palabra tras fusionarse con Equo, que tendría 3 concejales con un 10'8% de papeletas.

 

Y todo esto, con la sentencia del juicio por presunta desobediencia a León de la Riva que podría salir en cualquier momento, antes o después de los comicios, sabiendo que podría inhabilitarle si sale culpable de manera que no podría presentarse a las elecciones y el PP tendría que poner a otro candidato en su lugar. Agárrense que vienen curvas.