Una muñeca creada para viajar al espacio y promover la Ciencia entre las niñas

Foto: ARKLU /EP

Una muñeca de 18 centímetros de altura, inspirada por una niña de 6 años apasionada del espacio, figura entre los últimos objetos llegados a la Estación Espacial Internacional.

"Stargazer Lottie," una muñeca hecha por la compañía de juguetes irlandesa Arklu en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA), llegó al complejo orbital el 9 de diciembre, a bordo de una nave espacial de carga Cygnus. "Estamos orgullosos de anunciar que Lottie se ha convertido en la primera muñeca en el espacio", publicó Arklu en su cuenta de Facebook. 

 

Lottie prescinde del traje espacial plateado que la Barbie de Mattel llevó en 1965 --pero sin abandonar la Tierra-- y está vestida una cazadora de terciopelo azul, peto de color cereza y botas marrones resistentes, el equipo para ir a observar el cielo nocturno en el campo.

 

La muñeca también incluye un telescopio y trípode (a su escala) y tarjetas de colección del sistema solar, así como una hoja de información sobre las mujeres notables en el campo de la astronomía.

 

"Me dieron a elegir con qué cosas vendría en su caja", dijo Abigail Baker, la pequeña canadiense que inspiró la edición especial Stargazer (cazadora de estrellas) de la muñeca Lottie.

 

La historia comenzó cuando la madre de Abigail, Zoe, contactó con Arklu para compartir su afición y la de su hija a la línea de muñecas Lottie, lo que dio lugar a una conversación sobre el propio interés de Abigail en el espacio.

 

A su vez, Arklu contactó con Karen Masters, astrónoma de la Universidad de Portsmouth, en Inglaterra, y la Agencia Espacial Europea (ESA), para ayudar con el diseño y producción de la muñeca, que llegó por primera vez a las tiendas en marzo.

 

"Estamos en contacto con la Agencia Espacial Europea y juntos queremos promover los estudios de ciencias entre las niñas", declaró Ian Harkin, co-fundador y director general de Arklu, informa CollectSpace.com.

 

Fue a través de la colaboración de la compañía con la ESA como se pudo organizar el envío de la muñeca al espacio, uniéndose al astronauta británico Tim Peake en órbita durante su misión de seis meses en la estación. 

 

Los astronautas han llevado numerosos juguetes al espacio en las últimas décadas y algunos de ellos podrían ser descritos como muñecos. El primer humano en el espacio, el cosmonauta soviético Yuri Gagarin, llevaba un pequeño juguete (muñeca) con él para verlo flotar cuando entró en órbita en abril de 1961, comenzando una tradición de 'indicador de gravedad cero' que continúa hasta nuestros días.