Una mujer sorda que opositaba a profesora abandona al no contar con intérprete en el examen

Lenguaje de signos (Foto: E. P.)

La Federación de Personas Sordas de Murcia denuncia que la joven tuvo que abandonar la prueba al no contar con intérprete en el examen, algo que niegan desde la consejería de Educación

Una mujer sorda que se preparaba para presentarse a las oposiciones para ser profesora especialista en educación física ha presentado una reclamación ante la Consejería de Educación de Murcia para protestar por la falta de intérprete de lengua de signos durante el examen, pese a que se había notificado que la aspirante padecía discapacidad auditiva, según ha indicado la Federación de Personas Sordas de la Región de Murcia (FESORMU).

 

Según esta organización, la aspirante ya presentó una reclamación por la misma razón en 2014 y, este año, "había notificado su discapacidad y solicitado la presencia de intérpretes de lengua de signos" para el examen.

 

Sin embargo, la petición fue denegada y desde la Consejería de Educación, que ofreció a la aspirante "situarse en primera fila donde pudiera entender con nitidez las órdenes y comentarios del tribunal y que éstos estuvieran seguros de que la opositora los hubiera comprendido", y "ampliar su tiempo en 30 minutos por cada hora de la prueba oral", según FESORMU.

 

Los argumentos que dieron desde la Consejería, según explica, es que la prueba debía realizarse "con la máxima similitud a lo que serían las condiciones reales para un profesor especialista en educación física en su labor diaria".

 

Para la organización, la negativa a contratar un intérprete de lengua de signos constituye una vulneración de la ley que reconoce la oficialidad de la lengua de signos y de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.