Una mujer finge su propio secuestro y exige a su padre 5.000 euros de rescate

Los Mossos d'Esquadra han detenido a una mujer moldava residente en Tremp (Lleida) por fingir su propio secuestro y enviar a su propio padre un mensaje de móvil simulando otra identidad en el que le exigía el pago de 5.000 euros en 48 horas y que no denunciara el caso a la policía para volver a ver viva a su hija.

Avisados por el padre, los Mossos d'Esquadra el 6 de abril, iniciaron una investigación y contactaron con un amigo de la supuesta víctima que reconoció que la joven, de 27 años, estaba en su casa, en Talarn, por voluntad propia, según ha informado este martes la policía autonómica.

Los agentes encontraron a la chica tranquila, tumbada en el sofá con el teléfono móvil en la mano y, ante la evidencia, la joven reconoció que nunca había estado secuestrada.

La falsa denuncia, con amenaza de muerte se produjo el 6 de abril y supuso, según los Mossos d'Esquadra, una gran movilización de efectivos y de medios técnicos además de agentes del cuerpo UCSE, del área de investigación criminal de la región policial del Pirineo y funcionarios del Juzgado de Instrucción número 1 de Tremp.

La investigación policial, que se alargó durante tres días, ha supuesto, según la policía autonómica, un elevado coste económico tanto en recursos técnicos como materiales.