Una mujer, detenida en Valladolid por simular un robo y denunciarlo para cobrar el seguro

TRIBUNA

Según fuentes de la Policía, también se dio un caso de un hombre que simuló el robo de su móvil, pero fue descubierto.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas, un varón y una mujer, por simulación de delito y estafa, tras haber interpuesto denuncias falsas por robo con violencia e intimidación con la finalidad de cobrar la indemnización del seguro, según informaron fuentes policiales.

 

Las denuncias de ambas personas, detenidas este pasado lunes, se interpusieron en la Comisaría de Delicias. En el primer caso, la primera víctima, una mujer que posteriormente pasó a la condición de detenida, denunció que en el mes de mayo dos individuos la habían robado el bolso con más de 700 euros y otras pertenencias.

 

Según sus manifestaciones, durante la noche, cuando regresaba a su domicilio, fue atacada por dos individuos que la tiraron del bolso y al resistirse la empujaron y arrojaron al suelo, tras lo cual consiguieron hacerse con sus pertenencias.

 

Las gestiones de investigación realizadas permitieron desmontar tales manifestaciones, comprobándose que no había tal dinero. Ante ello, la denunciante reconoció que no había habido tal robo sino que posiblemente había extraviado sus pertenencias o había sido víctima de un hurto al descuido sin ella percatarse.

 

En este caso, los investigadores igualmente llegaron a comprobar que fruto de esa denuncia falsa la supuesta víctima había conseguido cobrar del seguro 600 euros de indemnización, por lo que además de una denuncia falsa se le ha imputado un delito de estafa.

 

El segundo caso que igualmente acabó en detención de la supuesta víctima, en este caso un varón, se produjo a finales de julio, al referir en sus manifestaciones que durante la noche dos individuos a punta de navaja le habían sustraído el 'smartphone' mientras hablaba por teléfono en la calle.

 

Igualmente, los investigadores han podido evidenciar que los hechos no sucedieron tal y como realmente manifestó el denunciante, sino que en el mejor de los caso había extraviado su teléfono.

 

TRES CASOS MÁS

 

Durante la última semana, en la Comisaría de Delicias se han recibido otras tres denuncias de las mismas características. Concretamente dos personas denunciaron haber sido víctimas de un robo con violencia del teléfono móvil, mientras que un tercero denunció que, también con violencia, le habían robado un reloj de oro a plena luz del día mientras paseaba.

 

En estos tres casos, y a pesar de que en ninguno de ellos hubo acometimiento, intimidación o violencia sobre las víctimas, no se procedió al arresto de los denunciantes debido a que nada más firmar las denuncias, al ser advertidos una vez más por policías especializados en este tipo de investigaciones de las consecuencias que les podían acarrear hacer una denuncia falsa, confesaron que los hechos no habían sucedido de esa manera.

 

En un caso el denunciante había vendido el teléfono al atravesar una mala racha y en los otros dos la fabulación tenía que ver con la denuncia al no poder explicar las circunstancias de los hechos en su ámbito familiar.