Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Una médico que corría la media maratón de Gijón atendió sin éxito al vallisoletano fallecido

Ángel González. La Nueva España

A pesar de sus intentos de reanimación, la médico no pudo salvar la vida del joven Alejandro Álvarez, de 37 años, que se desplomó en el kilómetro de la prueba.

Restaban tan solo tres kilómetros para alcanzar la meta. Era el fin de la media maratón de Gijón. Pero el corazón del vallisoletano Alejandro Álvarez T. de 37 años no aguantó más. Un paro cardiaco acababa con la vida del atleta, quien fue atendido inmediatamente por una corredora, que era médico, y una ambulancia de la Cruz Roja.

 

Se le intentó reanimar, pero todos los esfuerzos fueron en balde. A las 20.30 horas se producía el fallecimiento del vallisoletano, habitual en estas pruebas y que acudió a la ciudada gijonesa acompañado de algunos amigos de Valladolid.

 

Algunos testigos han relatado que todo sucedió muy deprisa. El joven cayó desplomado de forma fulminante y se armó un gran revuelo en la zona. Muchos curiosos se arremolinaron en torno al cuerpo ya sin vida, que minutos después era trasladado hasta un tanatorio donde se ha practicado la autopsia.

 

Un corredor de Valladolid participante en esta media maratón se mostraba compungido por lo sucedido. “La verdad es que nosotros nos hemos enterado muy tarde de lo sucedido. Es una noticia muy triste y aunque nosotros no le conocíamos nos ha producido una gran conmoción la muerte de este compañero atleta”, decía un veterano corredor. “Son cosas que pueden pasar. Una pena porque la prueba era preciosa”, concluía.

Noticias relacionadas