Una media de 60 personas al día pasan por los cinco servicios de respiro familiar de la provincia de Valladolid

Los cinco servicio de respiro familiar que existen en la provincia, y que se ubican en los municipios de Castronuño, Olmedo, Tordesillas, Íscar y Medina de Rioseco, atienden una media diaria de 60 personas.

  

De estos cinco centros, tres de ellos son de titularidad pública y están gestionados por los ayuntamientos de Castronuño, Olmedo y Tordesillas, mientras que los de Íscar y Medina de Rioseco son de titularidad privada.

 

Este servicio está dirigido a cuidadores de personas con enfermedad de alzheimer o deterioro cognitivo y con dependencia física y o psíquica.

 

Cada centro de respiro tiene una capacidad para 12 personas escepto el de Íscar, cuya capacidad es para 22, y este servicio ofrece a los usuarios durante el día atención integral e individualizada, de carácter psicosocial, además de que lo que busca es la permanencia en el entorno sociofamiliar de las personas mayores en situación de dependencia.

 

Quienes forman parte de este servicio trabajan con las personas dependientes en la estimulación cognitiva que incluye entrenamiento de la memoria, programa de deambulación, atención personal y supervisión en las actividades básicas de la vida diaria, servicio de transporte y mantenimiento de las instalaciones. Asimismo, se presta apoyo psicológico al familiar cuidador de la persona dependiente.

 

El precio oscila entre los 189 euros del servicio de respiro de Iscar para los ususarios de Alcazarén, Cogeces y Megeces con transporte incluido a los 60 de Castronuño, los 105 de Tordesillas o los 100 de Olmedo.