Una madre se enfrenta a 40 años por sedar a sus hijos y ahogarlos en la bañera

Tras acabar con la vida de los niños, Rina M. consumió una cantidad indeterminada de benzodiazepinas (sedante) y fue ingresada en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona tras su detención el mismo día.

Una madre se enfrenta en un juicio previsto para que arranque este viernes a 40 años de cárcel por presuntamente ahogar en la bañera a su hija de 11 años y a su hijo de 9 en su casa de la plaza Pastrana del barrio barcelonés del Carmel el 7 de abril de 2013.

 

Según el relato de la fiscal previo al juicio con tribunal popular, Rina M., de nacionalidad boliviana, la tarde de ese domingo sedó a sus hijos y, "con el claro propósito de acabar con la vida de estos o, en todo caso, siendo consciente del riesgo de acabar con su vida", los sedó y sumergió en la bañera hasta provocar su muerte.

 

La acusada estaba viviendo una situación matrimonial y económica angustiosa y su marido había abandonado la vivienda meses antes, pero no ha quedado acreditado, según la fiscal, que esto pudiera afectar a sus capacidades.

 

Tras acabar con la vida de los niños, Rina M. consumió una cantidad indeterminada de benzodiazepinas (sedante) y fue ingresada en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona tras su detención el mismo día.

 

La acusada había denunciado al marido por malos tratos y estuvo viviendo con los menores en un centro de acogida por violencia machista a finales de 2012 y durante un período muy breve, ya que pidió la baja voluntaria del centro; desde 2010 estaban atendidos por los servicios sociales del Ayuntamiento.

 

La fiscal le acusa de dos delitos de asesinato con el agravante de parentesco, por los que pide 20 años de cárcel por cada uno y una indemnización al padre de los menores de 200.000 euros por el daño moral causado.