Una loca persecución a dos presuntos traficantes de Valladolid concluye con la detención de ambos

TRIBUNA

Se les han incautado 1,7 kilos de marihuana, 1,2 gramos de cocaína, 1 de heroína, 12.870 euros y numerosas armas. Su zona de influencia era cercana al centro médico de La Pilarica.

La Policía Nacional de Valladolid ha detenido a dos ciudadanos españoles, J.M.C.A. y S.S.M, de 43 y 39 años, respectivamente, ambos con antecedentes, acusados de vender sustancias estupefacientes en las inmediaciones del Centro Médico de La Pilarica, según informan fuentes policiales y que adelantaba hoy El Día de Valladolid.

 

A finales del año pasado, denuncias vecinales del barrio de La Pilarica pusieron en alerta a la Brigada Provincial de Policía Judicial sobre la presencia de una persona que se dedicaba a la venta de sustancias cerca de dichas instalaciones médicas, en la Calle Doce de Octubre.

 

Como consecuencia de ello se realizó un dispositivo en la zona verificando la existencia de contactos de un conocido traficante, detenido en el año 2013 por un delito contra la salud pública, que entregaba papelinas de heroína a toxicómanos que acudían al lugar. El investigado utilizaba para la distribución de las sustancias estupefacientes varios vehículos y domicilios, adoptando para ello unas considerables medidas de seguridad.

 

Una vez identificados los puntos de ocultación y venta, este pasado martes se estableció un dispositivo integrado por Unidades de Prevención y Reacción, Guías Caninos y Policía Judicial.

 

FUGA Y PERSECUCIÓN

 

Así, tras detectar varias entregas de droga se intentó proceder a la detención del principal investigado, el cual se dio a la fuga con su vehículo por las calles del Barrio de las Flores, llegando a golpear en su huída a los agentes.

 

Seguidamente se inició una persecución a través de calles, descampados, aceras y escaleras de la parte del camino de Hornillos, hasta que finalmente el conductor perdió el control y colisionó contra un bordillo, tras lo cual intentó huir a la carrera hacia el Canal del Duero, donde fue interceptado y detenido.

 

Posteriormente se llevaron a cabo tres registros domiciliarios, dos de ellos en casas molineras del propio Barrio de las Flores y otro en un piso de Nueva del Carmen. Entre los efectos ocupados por la policía figuran 1,7 kilos de marihuana, 1,2 gramos de cocaína, 1 gramo de heroína, 12.780 euros, dos vehículos y numerosas armas, junto con utensilios para la elaboración de dosis de droga.