Una lesión de rodilla retira a Lauren Jackson

Lauren Jackson (arriba en el centro) tras ganar la Liga con Ros Casares Valencia en el pabellón salmantino de Würzburg

En una emotiva rueda de prensa en el Instituto Australiano de Deportes, la que fuera mejor '4' del mundo anunciaba su retirada del baloncesto profesional debido a una lesión en la rodilla de la que no se ha podido recuperar.

Lauran Jackson dice adiós a las canchas. "Hoy anuncio mi retirada del amor de mi vida -el baloncesto. Me llevó por todo el mundo, me dió amistades que perdurarán siempre, por eso, gracias a todos por estar aquí". Con estas palabras, la pívot australiana -medallista olímpica y tres veces  MVP de la WNBA-, comenzaba la rueda de prensa donde anunciaba su retirada que, como ella misma reconocía, no ha sido, como le hubiera gustado.
 
Su retirada prematura se debe a una lesión de rodilla que tuvo en China hace dos años y de la que no se ha podido recuperar. Una lesión que en el momento de producirse parecía que no era grave pero que ha obligado a colgar las botas a una de las referentes del baloncesto australiano y mundial. 
 
Internacional senior con las Opals desde los 16 años, Lauren Jackson tiene un envidiable palmarés con tres medallas de plata y un bronce en los últimos cuatro Juegos Olímpicos (2000, 2004, 2008 y 2012), bronce mundialista en 1998 y 2002, campeona del mundo en 2006 y campeona de los Juegos de la Commonwealth con su selección. 
 
En cuanto a su palmarés colectivo, ganó la WNBA en 2004 y 2010 con las Seattle Storm. Los aficionados españoles recordarán su paso por el Ros Casares de Valencia con el que sumó su segunda Euroliga en 2012 tras la ganada con el Spartak de Moscú. También jugó con las Canberra Capitals en la liga australiana, con el UMMC Ekaterinburg ruso, con el Samsung Bichumi en Corea del Sur, y con el Heilongjiang Shenda en la liga China.
 
Drafteada como número 1 en 2001, Lauren Jackson es la sexta jugadora de la WNBA en anotación (6.007 puntos), la octava en rebotes (2.447) y tercera en tapones (586). Además fue incluida en el equipo de la década de la WNBA en 2006. Tras doce años en el equipo, los mejores de su vida según ha reconocido, es líder en anotación, rebotes y tapones en la historia de las Seattle Storm con las que ganó en 2010 el primer campeonato WNBA para la franquicia.