Una imagen del entierro de dos niños en Gaza gana el World Press Photo

El autor con su fotografía en la mano

El sueco Paul Hansen, autor de la instantánea, sucede al español Samuel Aranda.

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS)

 

La imagen de dos niños muertos tras un bombardeo israelí en la franja de Gaza, captada por el fotógrafo sueco Paul Hansen, en el momento en que sus familiares y una multitud llevan a los pequeños amortajados a la mezquita para su entierro ha sido reconocida como la mejor fotografía del año de la 56ª edición del World Press Photo.

 

La fotografía fue tomada el 20 de noviembre de 2012 en la ciudad de Gaza en los territorios palestinos. En un primer plano se ve a dos hombres, los tíos de los pequeños, acarreando a los menores amortajados y seguidos por una multitud a través de una estrecha calle de la ciudad camino de la mezquita, según informan los organizadores de estos galardones que reconocen a la mejores instantáneas del año.  

 

Antes de que Hansen tomara la imagen, un misil israelí había golpeado la casa en la que vivían los menores, asesinando a Suhaib Hijazi, de dos años, y su hermano mayor, Muhammad. En el ataque también perdió la vida su padre, Fouad, y su madre tuvo que ser ingresada con heridas de gravedad.

 

"La fuerza de la imagen está en el contraste entre la ira y la pena de los adultos con la inocencia de los niños", ha señalado el miembro del jurado Mayu Mohanna, quien ha asegurado que se trata de una fotografía que no podrá olvidar.

 

Hansen es un reportero gráfico y trabaja para el diario como 'Dagens Nyheter' desde el año 2000. A lo largo de su carrera ha recibido numerosos premios, incluido el de 'Fotógrafo del año' de POYi en 2010 y 2013, 'Fotógrafo del año' en Suecia siete veces y un primer premio en dos ocasiones en NPPA.

 

El jurado, formado por 19 expertos, ha concedido premios a 54 fotógrafos en nueve categorías distintas, de 32 nacionalidades. Tres fotógrafos españoles han recibido premio: Bernat Armangue, Emilio Morenatti y Daniel Ochoa de Olza, todos ellos por trabajos para 'The Associated Press'. En total, 5.666 fotógrafos de 124 nacionalidades distintas se habían presentado con más de 100.000 instantáneas.

 

El año pasado, el fotógrafo español Samuel Aranda fue galardonado con la mejor foto del año del World Press Photo por un retrato de una mujer con velo sosteniendo en sus brazos el cuerpo de un familiar herido, que fue tomada en Yemen para el diario 'The New York Times'.