Una fría España supera con lo justo a Ucrania

Morata, con opciones de salir de inicio

Los pupilos de Del Bosque ganan con lo justo gracias a un tanto de Álvaro Morata. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ESPAÑA: Casillas; Juanfran, Ramos, Piqué, Jordi Alba (Bernat, min.78); Busquets, Koke; Silva, Iniesta (Cazorla, min.74), Isco; Morata (Pedro, min.65).

 

UCRANIA: Pyatov; Fedetskiy, Khacheridi, Kucher, Shevhuk; Tymo, Rotan, Konoplyanka, Stepanenko (Garmash, min.76); Yarmolenko y Zozulya (Kravets, min.32, (Budkivskiy, min.91)

 

GOL

   1 - 0, min.28, Morata.

 

ÁRBITRO: Cuneyt Cakir (TUR). Amonestó con tarjeta amarilla a Sergio Ramos (min.50) en España; y a Fedetskiy (min.16) y Kucher (min.72).

 

ESTADIO: Sánchez Pizjuán.

La selección española venció por la mínima a Ucrania (1-0) gracias a un único gol de Álvaro Morata en la quinta jornada de clasificación para la Eurocopa de 2016, un partido tibio y frío que demostró que la actual campeona de Europa no atraviesa sus mejores días.

 

La temprana eliminación en Brasil todavía sigue pasando factura a un equipo que apenas transmite. Poco queda del brillo de 'La Roja' que embelesó al mundo con su fútbol de salón. Isco, con su varita mágica, e Iniesta, merced a algún pase de fantasía, fueron lo único recuperable en los pupilos de Del Bosque, que incluso necesitaron de un buen Casillas para no sufrir en el tramo final.

 

La fase de adaptaciónse prevé más larga de lo que el mismo seleccionador hubiera imaginado. Nuevas piezas, rivales que conocen el 'librillo' de España y falta de gol. Sobre todo, una preocupante falta de gol que quedó materializada con el escueto marcador. En España cuesta un mundo que alguien encañone a portería sin elaboración previa.

 

Morata se ganó de inicio el puesto de '9', tan controvertido en la selección los últimos años. Ante la reciente lesión de Alcácer, Del Bosque optó por el delantero juventino, la gran sensación en Italia esta temporada y quién ha levantado la titularidad al mismísimo Fernando Llorente. La confianza dio sus frutos y el canterano merengue tardó muy poco en devolverla aunque "no fuese uno de sus mejores partidos".

 

El madrileño, que así lo reconoció al término del encuentro, aprovechó un excelente servicio de Koke para picarla por encima de Pyatov y conseguir el único tanto del encuentro. El 1-0 no tranquilizó a España, todo lo contrario, que siguió buscando las cosquillas al cuadro ucranio. Los de Mykhaylo Fomenko demostraron ser un equipo con hechuras, capacitado para sufrir si el oponente no les aprieta en exceso.

 

Sergio Ramos, que volvió al campo que le vio nacer como futbolista, dispuso de un cabezazo que se estrelló en la cruceta al borde del descanso. Un gol que habría supuesto el 2-0 y que habría cambiado el escenario por completo, pero nunca llegó. Pedro, en la segunda parte, también lo intentó y --sobre todo-- un Cazorla hiperactivo que estuvo cerca de ampliar la renta al asociarse con Isco.

 

Esa, seguramente, sea la mejor noticia del partido para la todavía campeona de Europa. Una nómina de futbolistas como Isco, Silva, Iniesta, Cazorla, toneladas de talento al servicio de 'La Roja'. Una combinación feroz que puede acabar con cualquiera, aunque todavía quede mucho para eso en esta regeneración a la que está obligada España.

 

Casillas, vitoreado por el Pizjuán, tuvo su momento de gloria con dos manos cruciales. El mostoleño recuperó su vitola de 'Santo' y apagó los coletazos de Ucrania. La victoria calma las aguas, tras aquella derrota de Eslovaquia en octubre, pero deja a los chicos de Del Bosque con los ojos bien abiertos. Ni los rivales tienen a España el mismo respeto, ni España es la España de antaño. Toca seguir subiendo la cuesta.