Una fachada de la Plaza Mayor de Valladolid estará cubierta por un andamio hasta Semana Santa

El andamio luce desde hace unos días en la Plaza Mayor. A.MINGUEZA

El Ayuntamiento cuenta con el compromiso de que este andamiaje se retirará justo antes del comienzo de la Pasión, que este año arrancará a finales de marzo.

Todo tiene que estar perfecto, no puede haber fallos ni elementos que entorpezcan el ambiente. El Ayuntamiento de Valladolid ha dado el visto bueno a la colocación de un andamiaje de trescientos metros cuadrados en una de las fachadas de la Plaza Mayor, concretamente la que se encuentra justo enfrente del Consistorio, durante dos meses, la cual se retirará justo antes de la Semana Santa.

 

De esta manera se ha aceptado el ejercicio de declaración responsable de las personas encargadas de realizar estas obras, es decir, que se confía en su buena fe para que quiten la estructura metálica para que las diferentes procesiones puedan desfilar sin ningún problema.

 

Y es que desde el Consistorio preocupa que, efectivamente, este entramado metálico pudiera afear la céntrica Plaza durante un periodo en el que la ciudad se convierte en panorama nacional e incluso internacional. Se da la circunstancia de que este año la Semana Santa comienza algo antes que en anteriores años, a finales de marzo, con lo que hay mayor premura para concluir cuanto antes las mencionadas obras.

 

En todo caso, y en caso de que no se hubieran terminado, los propietarios aseguran que los andamios no estarán allí para entonces. Es decir, que se plantea la posibilidad de retirarlos aún con las labores sin terminar. ¿Y cuáles son los trabajos a realizar? Básicamente arreglar el tejado de los mencionados edificios, números 10 y 11 de la Plaza Mayor, que se encontraba con varias tejas en mal estado.