Una empresa vallisoletana crea una aplicación que avisa al conductor si su coche molesta en segunda fila

Una empresa vallisoletana ha creado una aplicación gratuita que avisa, mediante la lectura de un código QR, al conductor de un vehículo que estorba si se encuentra aparcado en segunda fila.
 

La empresa 'aparQR' lanza esta nueva aplicación para el sistema operativo móvil Android, que permite solucionar los principales problemas que ocasiona la doble fila en los barrios más habitados de Valladolid como La Rondilla, Las Delicias o Parquesol.

 

La app, que está ya disponible en la plataforma Google Play de forma gratuita, permitirá que se reduzcan las molestias que ocasionan a otros conductores de una forma fácil y sencilla, han informado a Europa Press fuentes de la empresa.

 

'aparQR' está destinado a todos aquellos conductores, profesionales y particulares, que realizan un uso intensivo del vehículo en la ciudad como pueden ser repartidores, distribuidores, mensajeros, etcétera.

 

"Todos ellos pueden ver en 'aparQR' una solución a sus problemas de aparcamiento en el centro y en los barrios más poblados de la ciudad, al mismo tiempo los conductores que aparcan correctamente también salen beneficiados", ha indicado la empresa.

 

En concreto, el sistema consiste en registrarse en www.aparqr.com, imprimir el QR que les enviarán a su correo electrónico y en ponerlo en un lugar visible de su parabrisas, lo que permite que cualquier conductor al que le moleste su vehículo podrá enviarle un aviso solicitándole que lo retire de una forma rápida y sencilla.

 

ANÓNIMA Y GRATUITA

 

Entre las características de la aplicación están que es anónimo, ya que no deja números de móvil ni otro identificador pero permite ponerse en contacto con el conductor del vehículo que molesta; es gratuita tanto para el conductor que molesta como para el perjudicado, pero además permite "tranquilidad", ya que se sabe que si el vehículo molesta, se puede avisar.

 

Además, la empresa ha destacado que se trata de un sistema "colaborativo" porque "entre todos" se puede "hacer una ciudad mejor, sin ruidos de claxon y reduciendo las molestias a los demás", pero también permite un ahorro en multas y grúa si se consigue localizar al propietario del vehículo que estorba.

 

Las mismas fuentes han indicado que los conductores que aparcan bien su vehículo también saldrán beneficiados porque cada vez que se encuentre un coche en doble fila no tendrá que llamar a la Policía Local ni esperar ni recorrer los locales de alrededor buscando al propietario del vehículo.

 

Únicamente escaneando el código QR que el propietario del coche o furgoneta puso en su parabrisas, automáticamente recibirá un mensaje indicando que su vehículo molesta.

 

La empresa ha incidido en que en barrios como Rondilla o Delicias la doble fila es algo continuo e inevitable puesto que el número de vehículos de residentes es mayor que las plazas de aparcamiento disponibles (subterráneos y en superficie, públicos o privados).

 

Precisamente en estos barrios 'aparQR' puede aportar una solución ya que en calles con una densidad de tráfico baja, los propietarios de los vehículos aparcados en doble fila pueden estar fácilmente localizables y por lo tanto en el caso de que causen molestias a los usuarios que han aparcado correctamente, rápidamente acudirán a retirar su vehículo, ha añadido.