Una empresa de Valladolid participa en un proyecto europeo sobre comercio electrónico

Ibecon participa con representantes de Austria y Portugal dentro de una estrategia llevada cabo por la Comisión Europea para aprovechar los beneficios del mercado único.


 

Ibecon, empresa de formación y recursos humanos de origen castellanoleonés, participa en el proyecto europeo All-Ecom organizado por la Comisión Europea para impulsar las cualificaciones en el sector del comercio electrónico, que tiene una duración de 30 meses y finalizará en octubre de 2017.

 

Los representantes españoles son el sindicato de comercio Fetico, el Servei D'Ocupació de Catalunya (SOC) y la empresa de formación Ibecon, que tiene presencia en Valladolid (servicios centrales), Burgos, Zamora y Soria.

 

Según han informado fuentes de la empresa a Europa Press, este proyecto tiene como objetivo establecer un estándar europeo en el diseño de las cualificaciones profesionales y el reconocimiento de competencias en el sector del comercio electrónico, a través de la integración de las nuevas tecnologías.

 

El principal motivo para poner en marcha este proyecto es dar respuesta a las propuestas de la Comisión Europea de establecer nuevas reglas para el comercio electrónico con el objetivo de "ayudar" a los consumidores y las empresas a obtener "todos" los beneficios del mercado único.

 

Dentro de la Estrategia de Mercado Único Digital, la Comisión Europea ha presentado un plan para impulsar el comercio electrónico abordando el geoblocking (bloqueo de servicios y ofertas de productos en función de la localización geográfica del cliente), con la eliminación de las barreras al comercio electrónico.

 

Según el director de desarrollo tecnológico de Ibecon, Ramón Zayas, "España sí dispone de una legislación acerca de los servicios electrónicos de comercio. Sin embargo, no dispone de cualificaciones específicas en el ámbito del comercio electrónico", por lo que espera que este proyecto "permita desarrollar y proponer las cualificaciones necesarias, según los requisitos nacionales y europeos, que permitan formar y acreditar a los profesionales de este sector".

 

En este programa participan España, Austria y Portugal, y cada país lo representan tres tipos de organizaciones: un representante del sector, un proveedor de formación ocupacional en el sector del comercio y una institución con función reguladora dentro del sistema de educación nacional y el sistema de formación profesional para el empleo.