Una denuncia interpuesta en Palencia permite librar a una joven raptada en Barcelona

Una denuncia interpuesta por una mujer en la Comisaría de la Policía Nacional de Palencia facilitó a los Mossos d'Esquadra la liberación de una joven de 23 años que permanecía retenida en Barcelona.

Según la información de los Mossos d'Esquadra, agentes del Área de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana de Barcelona detuvieron el día 15, como consecuencia de la denuncia, a dos hombres, uno de 23 años y el otro de 25, ambos de nacionalidad rumana, como presuntos autores de un delito de detención ilegal. En el caso del hombre de 23 años también se le imputan los delitos de quebrantamiento de condena y amenazas.

 

La Policía autonómica dio a conocer hoy que actuación policial se inició después de que  el Cuerpo Nacional Policía de Palencia informara a los Mossos de la interposición de una denuncia por parte de una mujer en Palencia, en la que se ponía de manifiesto la situación de riesgo de una chica rumana de 26 años.

 

La mujer denunciante trasladó a los policías que su hijo -con quien la chica retenida tenía una relación sentimental- estaba recibiendo mensajes de la víctima a través de una aplicación telefónica, en los que alertaba de que estaba retenida en contra de su voluntad en Barcelona y que sus captores la querían obligar a ir en autobús a Rumanía a las 19.30 horas.

 

En los mensajes, la víctima dejaba claro el raptor era su ex pareja sentimental, un hombre también de nacionalidad rumana de 23 años, con varios antecedentes por violencia de género y una detención pendiente por amenazas y lesiones en el ámbito del hogar, del Cuerpo Nacional de Policía de Palma de Mallorca.

 

A partir de esta información, los agentes de la Unidad Territorial de Investigación pusieron en marcha un dispositivo policial en la Estación de Autobuses del Norte de Barcelona, con el objetivo de detectar y detener a los captores y liberar a la mujer.

 

Alrededor de las 19.30 horas los agentes observaron cómo la víctima accedía a la Estación del Norte en compañía de su ex-pareja sentimental y de una tercera persona, un rumano de 25 años, y que llevaban un cantidad importante de equipaje. La mujer parecía en todo momento que estaba atemorizada y coaccionada por los dos hombres.

 

Los agentes se identificaron y enseguida la víctima les confirmó que estaba retenida por parte de los dos hombres bajo amenaza y la querían trasladar a Rumanía. Ante los hechos, los policías detuvieron a los dos hombres.

 

En el transcurso de la investigación los policías tuvieron conocimiento que la víctima estaba retenida por su ex-pareja desde hacía tiempo y que le había obligado a robar bajo amenaza,.

 

Los dos hombres pasaron a disposición judicial el pasado domingo 17 y el juez decretó la libertad con cargos.