Una de las tres víctimas mortales es un estudiante de la Universidad de Boston

Una de las tres personas que murieron a causa de las explosiones ocurridas el pasado lunes durante el Maratón de Boston es un estudiante de la Universidad de Boston (BU), según ha informado el centro académico este martes, aunque no ha revelado la identidad.



WASHINGTON, 17 (EUROPA PRESS)



El portavoz de la BU, Colin Riley, citado por el BU Today, ha indicado que entre los fallecidos hay un estudiante universitario, pero se ha negado a dar su nombre porque todavía debe consultarlo con la familia.

Al parecer, el joven se encontraba en las gradas cerca de la línea de meta, donde se produjeron las explosiones, para ver la carrera. Junto a él había otros dos estudiantes de la BU, de los cuales uno ha resultado herido, pero está estable en el Boston Medical Center.

"Está bien", ha dicho el decano Robert Hill, tras visitarle en el centro médico. "Sus amigos están con ella y pronto tendrá también a su familia", ha adelantado, en declaraciones recogidas por el diario 'Boston Globe'.

Las otras dos víctimas mortales han sido identificadas como Martin Richard, de ocho años de edad, y Krystle Campbell, de 29, los dos originarios de Boston. Además, más de 170 personas han resultado heridas y muchas de ellas han sufrido amputaciones.

El comisario de la Policía de Boston, Ed Davis, que ha comparecido ante la prensa, ha explicado que las explosiones se produjeron sin previo aviso en torno a las 14.50 (hora local), de forma simultánea y a escasas decenas de metros de distancia en la calle Boylston.

Además de las explosiones ocurridas junto a la llegada de la carrera, se ha producido un tercer "incidente" en la biblioteca JFK, aunque, de acuerdo con las autoridades, eran "objetos incendiarios" sin relación con lo ocurrido durante la carrera.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha indicado que "todavía no se tienen todas las respuestas" sobre lo ocurrido, pero ha advertido de que las autoridades averiguarán "quién" y "por qué" causó las explosiones registradas junto a la línea de meta del maratón y ha prometido llegar "hasta el fondo de este asunto".