Una de las becas Vulcanus para realizar prácticas en Japón recae en una estudiante de la UVa

La estudiante de quinto curso de Ingeniería en Automática y Electrónica en la Universidad de Valladolid Lorena Sáiz Fernández ha sido una de las cerca de 60 estudiantes de la Unión Europeaen disfrutar de una de las becas que concede el Programa Vulcanus para realizar prácticas durante un año en una empresa nipona.

En concreto, la alumna de la UVA ha sido seleccionada para desarrollar sus prácticas en la empresa de Telefonía más importante de Japón, Nippon Telegraph and Telephone Corporation (NTT), a escasos kilómetros de Tokio, han informado a Europa Press fuentes de la Institución académica vallisoletana.

 

La criba que ha tenido que pasar esta joven burgalesa, estudiante de la UVA, ha sido "dura", ha indicado la UVA, que ha señalado que el proceso lo inició en enero de 2013 y hasta este mes de abril no supo la decisión final, tras haber sido preseleccionada en febrero de 2013 después de destacar de entre las miles de solicitudes que se reciben de toda Europa para este programa.

 

El programa Vulcanus está desarrollado por el EU-Japan Centre for Industrial Cooperation, confinanciado por la Comisión Europea, el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón y la empresa japonesa de acogida, en este caso NTT. Los destinatarios son estudiantes universitarios de la Unión Europea a partir del tercer año o de postgrado de Ingeniería, Ciencias o ramas de conocimiento afines.

 

Lorena Sáiz Fernández tendrá que aterrizar en Japón el 31 de agosto de 2014, país en el que permanecerá durante un año. Una vez allí recibirá durante cuatro meses un curso de inmersión en el idioma y cultura japonesa para poder incorporarse, posteriormente, a la empresa NTT, en donde realizará sus prácticas durante ocho meses.

 

La beca que recibirá será de 1.900.000 yenes (casi 13.500 euros) que cubre el viaje de ida y vuelta y los gastos básicos de manutención en Japón. También tendrá cubiertos un seminario de una semana en Japón, el alojamiento durante los doce meses de estancia, el curso de japonés de cuatro meses y las prácticas durante ocho meses en la empresa.

 

Los candidatos son seleccionados en base a su expediente y resultados académicos, a la opinión de sus profesores y a sus conocimientos de inglés hablado y escrito. Además tienen en cuenta a su motivación y actitud frente a las relaciones EU- Japón y a su capacidad de adaptación. De hecho, hay muchos alumnos que presenten la solicitud, pero muy pocos son los escogidos.