Una de cal y otra de arena en la primera jornada de la Willi Brinkmann para el BSR Valladolid

TRIBUNA

Los vallisoletanos cayeron de manera contundente ante los franceses de Le Cannet y ganaron al Pilatus Dragons suizo.

El Fundación Grupo Norte ha concluido la primera jornada de la Willi Brinkmann con una de cal y otra de arena, o lo que es lo mismo, con una victoria -la lograda ante el Pilatus Dragons suizo (74-50)- y una derrota -la sufrida ante el potente Le Cannet francés (46-64), uno de los claros favoritos al título-, con lo que el encuentro de mañana ante el Padova italiano será determinante para lograr el pase a semifinales.

 

El conjunto dirigido por José Antonio de Castro iniciaba su periplo en esta Copa de Europa disputada en Zaragoza enfrentándose al poderoso Le Cannet, un equipo cuya defensa se mostró muy presionante desde el principio, lo que se le atragantó a la escuadra vallisoletana que, además, notó en exceso las ausencias de Pablo López “Piti”, de Alberto Carrión y de Jonatan Soria.

 

En la primera mitad consiguieron aguantar el tipo, gracias a la efectividad de Lalo Prieto y de Tanghe, pero el primero muy pronto se cargó de faltas personales y Tanghe, poco a poco, también se dejó llevar por el criterio arbitral, que consintió a los franceses un excesivo contacto. Además, los franceses impusieron su rapidez en el contraataque, sorprendiendo una y otra vez a la defensa del Fundación Grupo Norte, muy floja y sin organización.

 

Los vallisoletanos no estaban concentrados al cien por cien y eso derivó en pérdidas de balón, que facilitaron el juego veloz de los galos, y fallos en los lanzamientos, que también supo aprovechar el rival para hacer valer su mayor potencial, sobre todo, en cuanto a rotaciones, y también su experiencia en la competición, donde aspira a lo más alto.

 

En el segundo encuentro ante el Pilatus Dragons, el argumento cambió por completo, ya que los suizos sólo cuentan en sus filas con un 4 y ese tipo de juego favoreció a los vallisoletanos, que se pusieron las pilas respecto al anterior choque, se mostraron más serios en defensa y más concentrados desde el primer minuto, sabedores de que otra derrota daría al traste con sus aspiraciones.

           

Lalo Prieto no tuvo problemas para controlar el juego interior, donde encontró el apoyo de Manu Somavilla, y Tanghe estuvo muy atinado en el tiro exterior, al que acudió sin reparos cuando los suizos apretaban en defensa y cerraban la zona, con lo que los vallisoletanos apenas encontraron obstáculos para dominar el partido y sumar la primera victoria de la liguilla.

 

Este sábado la cita será ante el Padova italiano, en la que se juegan el pase a semifinales, con lo que será fundamental salir con la máxima dosis de concentración, orden en ataque y fluidez en el plano ofensivo para controlar a Mazzi y a Hall, los dos jugadores más destacados del rival.