Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Una de cada cinco muertes por cáncer están relacionadas con el tabaco

Hombre fumando

Cada año el cáncer causa unos 8,2 millones de fallecimientos a nivel mundial y hasta un 20 por ciento de estas muertes, una de cada cinco, están asociadas al tabaco, bien por su consumo o por la exposición pasiva al humo de esta sustancia.

Según ha reconocido la doctora Vera Luiza da Costa, responsable del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco, el tabaco sigue siendo la principal causa de cáncer a nivel mundial a pesar de que en la última década ha cambiado de manera radical el consumo y la percepción de esta sustancia.

En total se producen unos 6 millones de fallecimientos asociados a esta sustancia, sumando a los causados por cáncer de pulmón los que provocan otras enfermedades relacionadas con su consumo, principalmente de tipo respiratorio.

"Hubo un tiempo, y no hace mucho, en que fumar estaba de moda", ha aseverado esta experta con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, recordando que el tratado intergubernamental impulsado en febrero de 2005 para combatir su consumo ha colaborado en cambiar "de forma dramática" la percepción de esta sustancia.

En este tiempo se ha convertido en uno de los tratados más respaldados de la historia de Naciones Unidas, con 180 partidarios que representan el 90 por ciento de la población mundial, de quienes la mayoría han endurecido su legislación para combatir el consumo de tabaco.

Entre otras medidas, el precio medio de un paquete de tabaco ha aumentado casi un 150 por ciento en los últimos 5 años y muchos países han establecido advertencias gráficas que, en muchos casos, cubren entre el 75 y 85 por ciento de la cajetilla.

Asimismo, la prohibición de fumar en medios de transporte y lugares públicos es ya una realidad en 48 países, casi diez veces más que en 2005, lo que ha hecho posible que incluso espacios abiertos como playas y parques públicos estén libres de humo. Iniciativas que, según ha apuntado, están impulsando países en los que menos del 5 por ciento de la población es fumadora.

LA GUERRA CONTRA EL TABACO NO HA TERMINADO

Pero, pese a estos datos, la OMS reconoce que la guerra contra el tabaco no ha terminado todavía ya que las estimaciones para 2030 prevén que el número de fallecimientos asociados al tabaquismo, activo y pasivo, ascienda hasta los 8 millones.

Para evitarlo, según Luiza da Costa, es preciso "estar unidos contra la industria del tabaco", a quienes acusa de seguir invirtiendo decenas de miles de millones anuales en publicidad, promoción y patrocinio de sus productos desafiando "continuamente" las medidas que se ponen en marcha.

"Las muertes por cáncer asociadas al tabaco se pueden prevenir. Las muertes prematuras debido al tabaco pueden reducirse. Tenemos que volver a comprometernos con reducir aún más el consumo de tabaco para que nuestro objetivo de conseguir un mundo libre de tabaco sea una realidad", ha defendido.