Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Una cuarta parte de los españoles descuida su higiene bucal

Foto: Hero Images

El 24 por ciento de los españoles se cepilla los dientes menos de 2 veces al día. Las personas mayores de 50 años son las que menos se cuidan en este sentido. Salir con cepillo de dientes de casa, cepillarse después de cada comida, antes de acostarse o al levantarse son buenas costumbres que se deben seguir.

El 24 por ciento de los españoles (uno de cada cuatro) se cepilla los dientes menos de dos veces al día, según un informe realizado por el instituto Dental ImplanT, a partir de una encuesta realizada a 1.000 personas.

 

"La falta de higiene bucodental es una de las causas directas de la caries, la enfermedad más prevalente en el mundo. La caries provoca una destrucción progresiva del diente. Si esa destrucción es muy grande, hay veces que no es posible la reparación del diente, en cuyo caso se deberá extraer para evitar una infección", asegura el director de Instituto Dental ImplanT, el doctor Rodrigo Martínez Orcajo.

 

El 18 por ciento de los encuestados reconoce cepillarse solo una vez al día, y un 6 por ciento ni siquiera lo hace a diario. Entre estos últimos, los mayores de 50 años son los que menos cuidan su higiene bucodental: un 10 por ciento de los españoles entre 50 y 60 años, y un 12 por ciento de los mayores de 60 no lo hace a diario.

 

El doctor Martínez Orcajo cree que el motivo de que sean los mayores los que menos se cepillan los dientes es que "durante muchos años se ha descuidado la educación en higiene bucodental y las generaciones más mayores son las más perjudicadas".

 

La última 'Encuesta de Salud Oral en España' del Consejo de Dentistas revela que entre un 92 y un 94 por ciento de la población adulta padece caries. Otro análisis publicado en la revista 'Journal of Dental Research' concluye que un tercio de la población sufre caries sin tratar en los dientes definitivos, lo que la convierte en la enfermedad más prevalente.

 

"Hay que lavarse los dientes después de cada ingesta de alimentos, o al menos tras las principales comidas del día. Además, hay que acostumbrarse a salir con el cepillo de dientes de casa para poder usarlo si se come fuera", ha recomendado el especialista. También ha añadido que hay dos momentos del día en que es esencial la limpieza: "en primer lugar antes de ir a dormir, ya que las bacterias tienen más tiempo para atacar, se produce menos saliva y, por tanto, disminuye la protección que ésta nos ofrece y disminuye el pH de la boca, creando un ecosistema más ácido; y en segundo término al despertarnos, idealmente tras el desayuno, puesto que por la noche hay inevitablemente un pico de bacterias que si no eliminamos por la mañana, seguirán perjudicando la boca hasta que nos volvamos a cepillar".

 

El doctor Martínez también ha insistido en que es importante cómo es el cepillado, "hay que cepillarse los dientes por todas sus caras y la lengua, hacerse enjuagues bucales y usar la seda dental o los cepillos interdentales".