Una Copa que quita las penas

El recuerdo del último 'clásico', la ausencia de Cristiano y las dudas sobre Martino y Ancelotti marcan la gran fiesta del fútbol español.

 

POSIBLES ALINEACIONES

FC BARCELONA: Pinto; Alves, Bartra, Mascherano, Jordi Alba; Xavi, Busquets, Iniesta; Messi, Alexis y Neymar.

REAL MADRID: Casillas: Carvajal, Pepe, Ramos, Coentrao; Xabi Alonso, Illarramendi o Isco, Modric; Di María, Benzema y Bale.

ÁRBITRO: Mateu Lahoz (C.Valenciano).

ESTADIO: Mestalla.

HORA: 21.30/La1.

El FC Barcelona y el Real Madrid dirimirán este miércoles (21.30 horas/La1) en el estadio de Mestalla, en Valencia, el ganador de la edición 2013-2014 de la Copa del Rey, una final que se presenta equilibrada, con urgencias para ambos equipos y marcadas por las ausencias por lesión, entre ellas la de Cristiano Ronaldo.

La considerada por muchos gran fiesta del fútbol español pondrá en liza el segundo título de la campaña tras la Supercopa de España y lo hará con los señalados al inicio de la campaña como grandes favoritos, que han cumplido en este torneo al que, sin embargo, llegan con más dudas y sin acaparar todo el protagonismo del fútbol nacional por la irrupción del Atlético de Madrid, que cederá su trono a uno de sus dos rivales instalado en su atalaya liguera.

Será una final donde las ausencias se llevarán su porción de atención, empezando por la de Cristiano Ronaldo, al que sus molestias en el bíceps femoral y la proximidad de citas de mucha importancia le han apartado de una cita donde un cabezazo suyo en 2011 hizo claudicar al conjunto catalán en este mismo partido decisivo, donde se llevó la tensión hasta el límite.

El Real Madrid, también sin Marcelo, Arbeloa, Jesé Rodríguez y Khedira, no quiere echar de menos a su estrella, con el que no ha jugado sus últimos tres partidos, a los que hay que añadir los que se perdió por sanción, saliendo en todos airosos y dando imagen de solidez. 'CR7' no vivirá su habitual duelo mediático con un Leo Messi, que sí estará, ansioso por salir del discreto momento en el que parece estar.

El panorama no es mejor en su rival, sobre todo en la zona defensiva. Al contrario que Cristiano, fuera de la convocatoria, Martino sí ha incluido a Piqué, Bartra y Puyol, todos ellos sin el alta médica y cuya participación es dudosa. El equipo azulgrana tampoco puede contar con Víctor Valdés, aunque Pinto es el portero copero, además de jugadores sin protagonismo como Dos Santos o Cuenca.

Con estas ausencias, ambos deberán disputarse una competición que ha tomado un cariz más importante del que los 'grandes' le suelen dar, ya que la relegan normalmente al tercer escalón tras liga y 'Champions'. El FC Barcelona llega con muchas dudas después de dos semanas llenas de disgustos, con la eliminación europea a manos del Atlético y la derrota en Granada que le ha alejado casi definitivamente del título liguero.

El Real Madrid no acude mejor, inmerso en un tramo donde las dudas no han cesado, después de haber perdido en el torneo doméstico contra los azulgranas y el Sevilla, y de sufrir en exceso en lo que parecía una plácida vuelta continental en Dortmund, lo que ha puesto en duda su capacidad para lidiar con partidos donde, como este, hay mucho en juego.

Y es que el recuerdo del último 'clásico' disputado hace menos de un mes en el Santiago Bernabéu marca también esta final. Los de Gerardo Martino se reengancharon entonces a la liga imponiéndose con un espectacular 3-4, con un Leo Messi a buen nivel y autor de un 'hat-trick', pero con dudas defensivas, mientras que Carlo Ancelotti, no excesivamente crítico en aquel revés, ha advertido que deben pulir los pequeños errores que tuvieron esa noche.

DUDAS EN LA DEFENSA CULÉ; ISCO O ILLARRA PARA OCUPAR EL HUECO DE CR7

El 'Tata' quiere tomar con guión para la final copera ese partido y que sirva de plataforma para conquistar un título que, en el caso 'culé', aliviaría mucho después de la eliminación en la Liga de Campeones tras una pobre versión de su juego y la derrota en Los Nuevos Cármenes, donde sobresalió la falta de puntería.

Con las únicas dudas de decidir cual será el acompañante de Javier Mascherano, con Bartra como mejor colocado y con Busquets como solución de urgencia como en Granada, y entre Cesc y Alexis, con más opciones para el chileno, el Barça apostará por el estilo de posesión para volver a controlar al conjunto madridista y esperanzado de que Leo Messi vuelva a 'despertar' ante Iker Casillas, una de sus víctimas favoritas, y se asocie una vez más con Andrés Iniesta y con un Neymar que desea demostrar la calidad que deja entrever sin regularidad.

Por su parte, el Real Madrid sólo debe elegir el sustituto de Cristiano, nuevamente con las opciones de Asier Illarramendi e Isco como alternativas para Ancelotti, ya 'habituado' a jugar sin el de Madeira. El primero le da al italiano una mayor capacidad para evitar que el conjunto catalán juegue con comodidad con el balón y no se desgasten tanto Xabi Alonso y Modric, mientras que el segundo apunta más imaginación y que Benzema y Bale no queden 'desconectados'.

Con el talismán Casillas en la portería, el equipo madridista espera que el 'expreso de Cardiff' tome el protagonismo que deja el portugués, avalado por el buen rendimiento que está dando situado en su lado natural, el izquierdo. Arriba, Benzema, autor de un doblete en el pasado 'clásico', será la punta de lanza de un equipo que puede sacar partido a los espacios y su veloz contragolpe.



 

Messi, en el bando azulgrana, Xabi y Modric, en el blanco, esperan ser protagonistas

Noticias relacionadas