Una Copa para cerrar heridas o acabar con maldiciones

El Real Madrid quiere salvar un año turbulento con un título ante un Atlético que espera acabar con 17 años de espera.

El Real Madrid y el Atlético de Madrid vivirán este viernes (21.30 horas/La1) en el estadio Santiago Bernabéu el final de fiesta de la temporada nacional que significa siempre la Copa del Rey, que mide a dos equipos en un apasionante derbi que hacía 21 años que no se vivía y que se agarran por diferentes motivos a este trofeo.

Turbulencias, disputas internas y un año discreto sin la deseada 'Décima' acaparan la atención en el conjunto de José Mourinho, inmerso en la polémica y que puede firmar una temporada sin un título de cierta relevancia y que puede estar ante su último gran partido en el banquillo blanco; mientras que 14 años de 'maldición' ante el vecino y 16 de sequía en el 'torneo del KO' marcan a los de Diego Pablo Simeone, experto en finales hasta el momento y protagonista en el último éxito copero atlético.

Sin embargo, una final, y una tan significativa como esta, lo cambia todo, y es capaz de unir a todo un equipo en pos de un mismo objetivo e igualmente de lograr que otro olvide que ha perdido sus diez últimos partidos contra el Real Madrid y se agarre a otra estadística más prometedora, la de su buena sintonía cuando juega por el entorchado copero en el feudo de Chamartín, losa en cambio para su gran rival.

Ambos llegan con los deberes solucionados en el campeonato liguero, donde no han podido seguir la estela del FC Barcelona, proclamado ya campeón el pasado sábado. El equipo blanco dilapidó sus opciones en un primer tramo nefasto de campaña y se centró en una 'Champions' de nuevo esquiva, situación que le hace afrontar aún más motivado esta Copa del Rey, que serviría para 'maquillar' un año donde los problemas han sobresalido por encima de los éxitos, de momento sólo la Supercopa de España, de mayor valor por arrebatársela a los de Tito Vilanova.

El Atlético intentó aguantar el pulso al conjunto azulgrana, pero no pudo, aunque el objetivo rojiblanco era otro, volver a la Liga de Campeones. Pese al fiasco de la Europa League, donde cayó en dieciseisavos de final ante el Rubin Kazán, ya tiene en su bolsillo otra Supercopa, la de Europa, de más relevancia, y ahora quiere festejar el año de la consolidación del proyecto de Simeone con un trofeo de especial ilusión en el Manzanares y que le haga acabar por encima del equipo madridista en cuanto a títulos.

Y todo ello aderezado por el buen hacer de los dos respectivos técnicos en las finales, unos partidos en los que se mueven con soltura, con más experiencia para el portugués por delante del argentino, que pese a todo ha ganado las dos que ha disputado en su estancia de año y medio en el Atlético, argumento al que también se aferra la afición 'colchonera' para poder por fin celebrar una victoria que hace 14 años que se les resiste.

Ni siquiera el último derbi del pasado mes de abril en el Vicente Calderón puede servir de referencia. Ganó el Real Madrid, plagado de suplentes, por 1-2, pero mañana hay mucho más en juego y la intensidad de ambos serán mucho mayor, necesaria sobre todo para el equipo rojiblanco, que necesitará de su pulmón y de Radamel Falcao, que tiene en Diego López a una de sus víctimas favoritas, para tener opciones ante la 'pegada' de su vecino.

OZIL Y TURAN SE PRESENTAN CLAVES

El delantero colombiano vivirá un duelo estelar con Cristiano Ronaldo en pos de un título, pero tan importantes son ambos, como lo son los jugadores que juegan por detrás. El 'Tigre' necesita que el peleón y aguerrido Diego Costa, muy importante en todo el periplo copero atlético, pero que deberá saber gestionar su carácter, le abra espacios, pero mucho más aún al turco Arda Turan, un futbolista reservado prácticamente para estar a punto para esta cita y que se antoja clave para desarbolar el sistema defensivo blanco.

'CR7' necesita, en cambio, al mejor Mesut Ozil, lesionado ante el Valladolid y que ha llegado a contrarreloj para esta cita, donde su concurso se antoja igualmente vital, porque es el mejor jugador de último pase que tiene José Mourinho y difícilmente sustituible. Sobre el estado de forma del de Madeira, brillante en esta Copa del Rey, sobre todo en las eliminatorias ante Celta y FC Barcelona, y del germano, en estado de gracia frente al gol, pasan muchas de las opciones madridistas de cerrar del mejor modo posible la temporada.

Para anular a estos dos futbolistas, el Atlético sabe que tendrá que cortocircuitar la elaboración desde atrás. El Dortmund enseñó que taponar a Xabi Alonso crea muchas complicaciones a la creación del Real Madrid, mientras que Gabi y Mario Suárez tendrán que evitar que Cristiano y Ozil reciban balones con espacio. Para contrarrestar esto, Mourinho podría apostar por un Luka Modric, con más fluidez para sacar la pelota en detrimento de Sami Khedira, de mayor trabajo y más recorrido.

Esta puede ser la única duda del de Setúbal para su once inicial, donde, salvo sorpresa mayúscula, Raúl Albiol será el elegido para jugar junto a Sergio Ramos en el centro de la defensa por la inoportuna lesión de Raphael Varane. Pepe, tras sus declaraciones a favor de Iker Casillas, nuevamente suplente en una final copera, ha quedado relegado. La otra incógnita recae en el '9' después de que ni Karim Benzema ni Gonzalo Higuaín hayan rendido al nivel esperado esta campaña. A favor del francés sus cuatro goles coperos, del argentino, que se le da especialmente bien el equipo 'colchonero'.

'Cholo' Simeone, por su parte, no tiene ningún problema físico. Apostará por su once más habitual y apelará a la solidez defensiva que ha mostrado durante toda la temporada para evitar goles tempraneros que hagan caer sobre sus cabezas que desde octubre de 1999 no derrotan al Real Madrid. El argentino ha concentrado al equipo en Los Ángeles de San Rafael, desde donde intentará imprimir toda su motivación para acabar con la maldición y aumentar las turbulencias del conjunto blanco.

 

POSIBLES ALINEACIONES


REAL MADRID: Diego López; Arbeloa, Sergio Ramos, Albiol, Coentrao; Xabi Alonso, Modric; Di María, Ozil, Cristiano Ronaldo; y Benzema o Higuaín.

ATLÉTICO DE MADRID: Courtois; Juanfran, Godín, Miranda, Filipe Luis; Koke, Mario Suárez, Gabi, Arda Turan; Diego Costa y Falcao.

ÁRBITRO: Clos Gómez (C.Aragonés).

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

HORA: 21.30/La1.

Noticias relacionadas