Una convención popular para todos los gustos

Ver album

La multitudinaria reunión anual del PP no ha dejado indiferente a propios ni a detractores del Gobierno, mientras los actos y las intervenciones siguen su curso en el Miguel Delibes.

El Centro Cultural Miguel Delibes es y será durante lo que resta de fin de semana un revuelo continuo debido a la reunión anual del Partido Popular en sus entrañas. Ya era previsible que así fuera desde el momento en el que desde el Ayuntamiento de Valladolid se reconociera que la ocupación hotelera de la ciudad “estaba al 100%” para estos días.

 

De esta manera, no había más que darse un paseo por el interior del lugar para comprobar que dentro del seno del Partido Popular, pese a la ausencia de Mayor Oreja y de José María Aznar, la reunión está teniendo su repercusión. Y es que no son pocos los temas que se han tratado en tan corto espacio de tiempo, como no podía ser de otra forma.

 

El propio Rajoy, que abrió un hueco en la agenda para reunirse con los jóvenes de Nuevas Generaciones, ha asegurado que los impuestos comenzarán a reducirse a partir de 2015. Alicia Sánchez Camacho, por su parte, ha explicado que habrá que dar forma a la cercana nueva Ley del aborto. Juan Vicente Herrera ha insistido en la necesidad de unión y transparencia en el propio partido. El alcalde Javier León de la Riva ha aprovechado para pedir una bajada del IVA cultural.

 

Y así, uno tras otro, nombres y nombres importantes dentro del Partido Popular que están aprovechando para arrojar un poco de luz sobre algunos temas importantes de actualidad. Miguel Arias Cañete, Soraya Sáenz de Santamaría, Ana Pastor, Cristobal Montoro, Ana Mato, Alberto Núñez Feijoo… El séquito al completo del partido no ha querido perderse la convención.

 

Pero no han sido los únicos. Mientras todas estas autoridades y cargos públicos desfilan por los pasillos del Miguel Delibes, corriendo entre las distintas estancias del lugar para asistir a charlas, tertulias y discursos en la habitación del pleno, el ágora o las comisiones, aquellos que no están tan de acuerdo con la labor del Gobierno también se han hecho oír.

 

Sin ir más lejos, llamaba la atención la manifestación del ‘Tren de la Libertad’ que tenía lugar este viernes en pos de la defensa de los derechos de la mujer, seguido nada más y nada menos que por unos 2.000 vallisoletanos. Este sábado, otras 500 personas protestaban a la puerta del Centro por la educación en España.

 

Y así seguirá por unas horas más la reunión Popular en el Miguel Delibes. Con unos revisando su organización, problemas y métodos internos, felicitándose en muchos casos “porque los números son mucho mejores desde que el PP llegó al Gobierno” –Rajoy dixit- y otros protestando porque, a su juicio, España no está tan bien como les quieren vender. Y lo que queda.