Una comisaría incumple su protocolo y da trato de favor a un "mediático" jugador del Barça

La Jefatura Superior de Cataluña alega que también fue por seguridad para que no se tomarán fotos del interior del complejo.

La Comisaría de Policía Nacional en La Verneda incumplió el pasado 10 de enero su propio protocolo de seguridad al dispensar un trato de favor a "uno de los futbolistas más conocidos y con mayor repercusión mediática" del F.C.Barcelona. Las razones que esgrime en un escrito al que ha tenido acceso Europa Press es que se trató de evitar "revuelo" con los periodistas que se encontraban en el acceso de las dependencias policiales en las que se ubica la Jefatura Superior de Policía de Cataluña.


Según fuentes policiales, el conocido futbolista acudió a la Comisaría para sacarse la tarjeta de identificación de extranjeros, por lo que se trata de un jugador que lleva poco tiempo en España. Para ello acudió al lugar en un Mercedes B180, matrícula 2099 HRC, que le permitieron introducir en el complejo policial y aparcarlo en el parking para realizar sus gestiones.

La CEP de Barcelona remitió el pasado 28 de enero un escrito solicitando información sobre este episodio y recordando que "las instrucciones de la Jefatura Superior de Policía son las de no permitir el acceso a dichas dependencias a vehículos que no pertenezcan a la plantilla oficial de vehículos policiales"?.

En su respuesta, la Jefatura Superior de Policía admite los hechos. Dice que esa misma mañana se les comunicó que acudiría "uno de los futbolistas más conocidos y con mayor repercusión mediática de los que integran la plantilla de uno de los Clubs de fútbol de Primera División de esta Ciudad". Según las fuentes consultadas se trata del Barça y no del Espanyol.

El escrito, firmado el 31 de enero por el comisario principal Jefe de la Brigada Provincial de Seguridad y Protección , argumenta que "esta excepción puntual a las instrucciones de no permitir el acceso a las dependencias policiales a vehículos particulares se hizo exclusivamente por motivos de seguridad". Según dice, había presencia "en las inmediaciones del control de las dependencias policiales de varios fotógrafos y cámaras de distintos medios de comunicación", que esperaban por la declaración de dos mujeres en relación con un caso de niños robados.

"Con el fin de evitar, por una parte, que con la llegada a pie del jugador se repitiese el gran revuelo que se había producido en la zona de seguridad a la llegada de aquellas (las dos mujeres) y, de otra, impedir en lo posible la toma de fotografías/videos de la zona interior del complejo, vehículos y policías de servicio, se autorizó la entrada del Mercedes que trasladaba al jugador", explica la Jefatura en su escrito.

OTROS JUGADORES, A PIE

En su respuesta, además, la Jefatura destaca que en fechas cercanas y en varios días distintos "acudieron a la misma oficina otras personas pertenecientes a la plantilla del mismo Club, que accedieron a pie sin que se autorizase su entrada en vehículo".

Para la CEP de Barcelona, este hecho les lleva a "pensar que alguien está contraviniendo las órdenes dadas por la propia Jefatura Superior de Barcelona" y alerta de que "se está poniendo en riesgo la seguridad de unas dependencias policiales y la de quienes en las mismas trabajan".

Asimismo muestran su preocupación por el hecho de que "se esté permitiendo el acceso de vehículos no policiales sin el preceptivo chequeo del vehículo en cuestión". A este respecto, la Jefatura alega que solicitó la matrícula y fue facilitada previamente por la jefa de la Oficina de expedición de Tarjetas de Identificación de Extranjeros.