Una cápsula trae a la Tierra 1,6 toneladas de experimentos de la ISS

Llegada de la cápsula Dragon a la Tierra

Una cápsula Dragon no tripulada ha regresado a la Tierra desde la Estación Espacial Internacional, con un valioso cargamento de 1.678 kilos de muestras de pruebas científicas y tecnológicas en órbita.

La nave amerizó a las 21.51 horas (hora peninsular española) del 11 de mayo en el Océano Pacífico, a 400 kilómetros al suroeste de Long Beach, California. Una vez en tierra, la carga se entrega a la NASA y la cápsula al fabricante, Space X, para su procesamiento en un laboratorio de ensayos.

Una variedad de estudios de biología y tecnología realizados en el entorno de microgravedad única de la estación espacial ha regresado a bordo de la nave espacial de reabastecimiento comercial, incluyendo investigaciones en el floreciente campo de la nanotecnología, destaca la NASA en un comunicado.

El estudio Microchannel Diffusion, por ejemplo, examinó en el espacio la manera en que las micropartículas interactúan entre sí y su canal de distribución en ausencia de fuerzas gravitacionales. En este laboratorio único en su tipo, los investigadores fueron capaces de observar comportamientos a escalas casi nanométricas. Este conocimiento puede tener implicaciones para los avances en la filtración de partículas, las tecnologías de exploración espacial y la administración de fármacos.

Otro experimento recibido, CASIS Protein Crystal Growth 4, también tiene aplicaciones en la medicina, en concreto, diseño y desarrollo de fármacos. El crecimiento de cristales de proteínas en condiciones de microgravedad puede evitar algunos de los obstáculos inherentes a la cristalización de proteínas en la Tierra, tales como la sedimentación. Una investigación exploró el efecto de la microgravedad en la co-cristalización de una membrana de proteína con un compuesto médicamente relevante con el fin de determinar su estructura tridimensional. Esto permitirá a los científicos utilizar compuestos "de diseño" para identificar e inhibir químicamente una importante vía biológica humana que podría ser responsable de varios tipos de cáncer.

La nave también retornó a la Tierra el último lote de muestras de investigación humana de la misión de un año del ex astronauta de la NASA Scott J. Kelly. Estas muestras serán analizadas para todo tipo de estudios sobre la evolución del organismo humano en ingravidez y su comparación con la Tierra, de cara al largo viaje a Marte.

El traje espacial usado por el astronauta Tim Kopra durante una caminata espacial enero también ha sido envíado para un análisis adicional por los ingenieros, mientras la NASA continúa investigando la fuente de agua que causó e interrumpió la caminata espacial después de que Kopra reportase una pequeña burbuja de agua dentro de su casco.