Una campaña de abonados que transmite la auténtica situación del Real Valladolid

El presidente del Real Valladolid, Carlos Suárez, posa con los carnets de la temporada 2014/2015. BORIS GARCÍA

El club blanquivioleta presenta la campaña de abonados con el objetivo de superar ligeramente el número de socios del último año en Segunda.

CAMPAÑA DE ABONADOS

 

Renovación de abonos en el Banco Sabadell del 1 al 13 de julio presentando el recibo que llegue por carta.

 

Los nuevos abonados deben ir a la Plaza Mayor con el DNI del 1 de julio al 13 de septiembre.

 

Periodo incentivado, del 1 al 15 de julio. Sorteo de 15 abonos gratis.

 

Cambio de zona. Renovación de abono y cambio a partir del 16 de septiembre.

 

Ayuda al desempleado. 15% de descuento.

Toca abonarse, toca dar la cara, toca empezar de cero... Así reza la campaña de abonados del Real Valladolid, que dará el pistoletazo de salida oficialmente el próximo martes 1 de julio, con la que se pretende cubrir cerca del 40% del presupuesto del club para la temporada que se avecina. En boca del presidente Carlos Suárez, encargado de presentar este viernes la empresa, la idea es pasar por sumar “algunos abonados más que el último año en Segunda”, en la 2011/2012, cuando se rondaron los 10.500.

 

“El objetivo es transmitir la situación real del club a los aficionados, ponerlo de claro manifiesto”. Ni más, ni menos. “Tenemos poco miedo a Segunda, pero lógicamente sabemos que va a ser algo difícil. Ha habido que hacer ajustes importantes, pero ya tenemos cuerpo deportivo y técnico y pronto saldremos del concurso de acreedores, es una de las prioridades”, comentó Suárez, que aprovechó la ocasión para decir que estaba “bastante tranquilo” con el juicio del Turu Flores, clave para que el club concluya dicho periodo de apretarse el cinturón económicamente.

 

De nuevo en referencia a la campaña de abonados, el presidente explicó que la idea es que la ciudad vuelva a la ilusionarse. “Siempre lo he dicho, los socios son los propietarios emocionales del club. Toca estar unidos y demostrar que se puede dar un paso adelante”, siguió, en un claro guiño al slogan.

 

Y es que los precios bajarán de los 625 euros a los 515 en el caso del más caro y de los 200 a 165 en el más barato, de manera que se cubrirá un 40% del presupuesto total del club este año.

 

“Va a ser una época complicada, sé que en Valladolid hay una masa de fieles que ronda los 12.000, pese a que algunos me digan que no. Yo sí confío en ello”, continuó Suárez, que insistió en la cercanía y simpatía con los abonados. De hecho, el club ya ha organizado una charla-coloquio para el próximo miércoles en el que los aficionados tendrán ocasión de preguntar al presidente y a Braulio Vázquez, con solo apuntarse en la web oficial y esperando ser los agraciados en el sorteo.

 

En la campaña se mantienen muchas bases respecto al año pasado, como la posibilidad de ganar uno de los 25 abonos gratuitos en caso de abonarse del 1 al 15 de julio –la temporada pasada fueron cien, pero la crisis es la crisis-, los carnets se renovarán en el Banco Sabadell y los nuevos abonos se tendrán que realizar en la oficina de la Plaza Mayor.

 

El presidente también aprovechó la ocasión para explicar que los fichajes “llegarán, pero hay que darles tiempo”, que Víctor Pérez casi con total seguridad jugará en Primera, aunque no confirmó que sea con el Levante, y no quiso confirmar el nombre del nuevo entrenador del Valladolid B.