Una bicicletada y un mercadillo libre copan las fiestas de La Victoria

La Plaza de la Solidaridad fue el epicentro de la bicicletada de las fiestas de La Victoria. JUAN POSTIGO

Cientos de personas se congregaron este sábado por la mañana en la Plaza de la Solidaridad del céntrico barrio vallisoletano para seguir celebrando estos días de fiestas.

Ante el calor, diversión, más si se está en fiestas como es el caso de los vecinos de La Victoria. Y es que este sábado por la mañana la Plaza de la Solidaridad se convirtió en el epicentro de las idas y venidas de cientos de vecinos que se dieron cita para llevar a cabo una bicicletada por las calles del barrio vallisoletano, donde también se celebró un mercadillo libre y social.

 

El objetivo era simple, ante los más de treinta grados y el sol de justicia que caía sobre la ciudad. Las fiestas, unidas a este buen tiempo, han terminado por convertir otro año más La Victoria en un pequeño reducto de entretenimiento y risas para todos aquellos vecinos o para aquellos que, por una u otra razón, pasaran por sus calles.

 

La mejor muestra del buen ambiente era precisamente el mencionado mercadillo, con una metodología de lo más sencilla. Llevabas aquello que ya tuviera valor para ti y que quizá sí lo tenga para el vecino, siempre que estuviera en buen estado. Lo regalas, lo cambias o lo vendes. Simple. Una acción que no es la primera vez que se realiza en la Plaza de la Solidaridad.

 

"Puedes poner tu puesto con productos artesanos, manualidades... para regalar, cambiar o vender con fines sociales", informaron fuentes de la organización. "Es una actividad abierta a toda la ciudadanía. Todo lo que tienes sin uso por casa le puede venir bien a otra persona". Bien hay que decir que la ropa, de lejos, fue la triunfadora del pequeño mercadillo.

 

BICICLETADA INFANTIL

 

Pero no era la única actividad que brilló en La Victoria este sábado por la mañana. Decenas de bicicletas, la mayoría con infantes subidas a sus pedales, también hicieron acto de presencia en la Plaza, de manera que esta se convirtió en un improvisado circuito ante los suspiros de más de un padre, al que le costaba seguir el ritmo de sus hijos.

 

Las fiestas concluirán este domingo con la gran rifa solidaria que tendrá lugar a las 14.00 horas, también en la Plaza de la Solidaridad, mientras que a las 14.30 se preparará una gran paella para dejar para la tarde varias actuaciones de payasos, teatro y recitales de poesía.