Una Biblia impresa en Basilea en el siglo XV, en el Museo de las Ferias de Medina

Su designación como pieza del mes coincide con la muestra 'Libros de clausura' que reúne en la Sala Simón Ruiz del Museo los más preciados libros de la biblioteca histórica del Convento de los Padres Carmelitas.

La sexta parte de una Biblia incunable impresa en Basilea (Suiza) en 1498 es la pieza del mes en el Museo de las Ferias de la localidad vallisoletana de Medina del Campo, según ha informado el espacio expositivo a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Su designación como pieza del mes coincide con la muestra 'Libros de clausura' que reúne en la Sala Simón Ruiz del Museo los más preciados libros de la biblioteca histórica del Convento de los Padres Carmelitas.

 

La obra fue impresa en Basilea, enclave estratégico entre Suiza, Alemania y Francia; sede de Concilio ecuménico desde 1431 y con universidad desde el año 1460. Estas circunstancias llevaron a Basilea a erigirse en un importante foco de atracción a lo largo de los siglos XV y XVI de impresores, artistas y humanistas como Erasmo o Beato Renano.

 

Tras los grandes centros editores del momento como eran Venecia, Florencia y Roma, Basilea se situaba a la cabeza en la producción de libros de autores grecolatinos, patrística, exégesis de las Escrituras y Biblias anotadas. Allí se instaló una primera generación de impresores que habían empezado a ejercer el oficio de tipógrafos en Nuremberg, como fue el caso de los tres Johannes: Amerbach (1477), Petri (1488) y Froben (1490) que llegarían a trabajar conjuntamente en diversas ediciones.

 

Esta Biblia latina lleva por título general 'Biblia latina cum glosa ordinaria Walafridi Strabonis aliorumque et interlineari Anselmi Laudunensis et cum postillis ac moralitatibus Nicolai de Lyra et expositionibus Guillelmi Britonis in prologos S. Hieronymi et additionibus Pauli Burgensis replicisque Matthiae Doering - Nicolaus de Lyra: Contra perfidiam Iudaeorum'.

 

Dividida en seis partes repartidas en el mismo número de volúmenes, carece de portada y es en el final de cada uno de ellos donde se registra la información relativa a la fecha y al lugar de edición, mientras que el nombre del editor se encuentra en la dedicatoria del primer volumen y en el epigrama al lector al final del sexto.