Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Una asociación de vecinos de L'Hospitalet lanza un programa contra la pobreza en el barrio

El programa ofrece a personas sin trabajo un programa de inserción sociolaboral y ayuda a minimizar sus dificultades económicas (mediante el reparto de alimentos, ropa y préstamos de dinero para necesidades urgentes).

 La Asociación de Vecinos de Collblanc-La Torrassa de L'Hospitalet de Llobregat y la asociación Benestar i Desenvolupament han puesto en marcha un programa de ayuda a las personas sin trabajo para que no caigan en la pobreza y para que puedan buscar un empleo con mayores posibilidades.

  

'L'Hospitalet Acull' ofrece a personas sin trabajo un programa de inserción sociolaboral que en 2012 logró que 106 personas encontraran empleo, un 30% de los participantes.

  

Paralelamente, el programa también trabaja para minimizar las dificultades económicas de las personas en paro "para que no caigan en la pobreza y puedan dedicar sus esfuerzos en buscar empleo", según el responsable del área de pobreza de la asociación Benestar i Desenvolupament, Josep Rovira.

  

En este sentido, ofrece diferentes servicios como una tienda solidaria --que en 2012 repartió 17 toneladas de alimentos y 1.430 kilos de productos de higiene-, un armario solidario con ropa y un fondo solidario que el año pasado prestó 3.500 euros a una cincuentena de familias.

  

Este fondo consiste en ofrecer préstamos de dinero a familias sin recursos para necesidades urgentes como la compra de medicinas, gafas o libros de texto, el pago de alquileres, la adquisición de títulos de transporte o la formación.

  

La responsable de L'Hospitalet Acull, Helena Sala, ha explicado que son microcréditos retornados o bien con pequeñas cuotas sin intereses o bien con tiempo, es decir, que los beneficiarios colaboran en la limpieza del local, en el mantenimiento de los equipos informáticos, en las fiestas del barrio.

  

El perfil del usuario del programa 'L'Hospitalet Acull' son mujeres de origen extranjero de entre 35 y 55 años, con cargas familiares, baja cualificación y que sobreviven con menos de 500 euros al mes.