Un vallisoletano participante en el Maratón de Boston se enteró del atentado en el aeropuerto

El vallisoletano Raúl Rico en una foto de archivo.

El atleta Raúl Rico llegó una hora antes a la meta de que explotaran las dos bombas. En una entrevista concedida a Radio Valladolid de la Cadena Ser dice que se vivieron momentos de "nerviosismo, caos e incertidumbre" en el aeropuerto de la ciudad estadounidense.

Del listado de 91 españoles facilitados por el Consulado de España en Estados Unidos que se encontraban participando en la Maratón de Boston, que sufrió un ataque terrorista en el que han muerto  tres personas y un centenar de heridos, al menos uno es vallisoletano. Se trata del atleta Raúl Rico, un experto maratoniano, que había entrado en línea de meta una hora antes de la explosión de las bombas

 

De hecho, el vallisoletano no comprendió lo ocurrido hasta que no llegó al aeropuerto. Así lo explicaba hoy en una entrevista concedida a Radio Valladolid de la Cadena Ser de Valladolid. “Tenía mi vuelo un poco ajustado. Así que nada más acabar mi participación me fui al hotel cogí la bolsa y me fui al aeropuerto. Fue allí cuando vi las imágenes en directo en las pantallas y me enteré de lo ocurrido”.

 

Raúl Rico calificaba de “auténtica pena” este atentado. “Estas viendo a corredores que hace unas horas han compartido contigo la carrera; resulta increíble pensar que por poco tiempo no me ha ocurrido a mí”. Raúl Rico, en la Cadena Ser, explicó que en el aeropuerto se vivieron momentos de “incertidumbre, nerviosismo y caos”.

 

“No sabíamos si habían cerrado el espacio aéreo, algunos aviones regresaron a sus puntos de origen”, dice Raúl Rico, quien cree que su vuelo partió hacía España “porque ya habíamos embarcado y pasado el control de seguridad”.

 

Raúl Rico era la primera vez que participaba en esta prueba, después de completar otras carreras como la de Nueva York, Chicago o Berlín. Hablaba en estos términos de esta histórico maratón. “Es el más antiguo de todos, con 117 ediciones y tiene una excelente organización, es un duro golpe a una prueba que no se lo merece. Boston fomenta el deporte día a día y este suceso da mucha pena”, explicó el vallisoletano, que ya se encontraba de regreso a casa sano y salvo.