Un vallisoletano menos en los Juegos Olímpicos de Río

Álvaro Rodríguez anunció su ausencia de los Juegos Olímpicos con esta foto en redes sociales. FACEBOOK

El peñafielense Álvaro Rodríguez Melero anunció este domingo por la noche en redes sociales que da por concluida su temporada por una lesión en el calcáneo del pie izquierdo.

Nada, no hay manera. El peñafielense Álvaro Rodríguez Melero sigue gafado en su carrera, en la que no para de tropezar y tropezar. Y no por voluntad propia, y es que el bache de las lesiones ha vuelto a aparecer en medio del trayecto del joven vallisoletano. Así las cosas, él mismo reconocía en su Facebook personal que no acudirá ni a los Juegos Olímpicos de Río ni al Europeo de Atletismo de este verano. ¿Por qué? Pues por lo de siempre, esas molestias físicas que no cesan.

 

"Es una decisión muy, muy difícil para mí", comienza el atleta en su cuenta de Facebook. "Pero llevo lastrado toda la temporada por una lesión en el calcáneo de mi pie izquierdo, sumado a otras molestias en el tendón rotuliano de mi pierna derecha con las que convivo de vez en cuando". Además, también habría reaparecido el dichoso tic nervioso del pie izquierdo del que no consigue recuperarse del todo.

 

"Cada entrenamiento se ha convertido para mí en un suplicio, y he tirado para adelante hasta que el cuerpo, la mente y la lógica han dicho basta", sigue, abatido, Rodríguez"He sudado, he llorado y he sangrado, todo sin el premio de haber podido abordar esta temporada sin escollos que dificulten hasta el imposible la consecución de mis objetivos".

 

De esta manera, con 28 años, el mediofondista da por concluido su ciclo olímpico "que empezó a torcerse a primeros de 2013 con una pubalgia que me desbarató un año entero", y "encadenando lesiones, problemas e inconvenientes de los que siempre he tratado de sobreponerme con escaso éxito". Cabe recordar que Rodríguez sí acudió a los Juegos Olímpicos de 2012, donde tampoco obtuvo buenos resultados.

 

"Pero mañana será otro día", cierra en su mensaje en redes sociales. Y así será.