Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Un último cuarto de ensueño da el segundo punto al Madrid

Real Madrid - Valencia Basket

Los blancos solventaron un encuentro igualado con 35 puntos en el cuarto final.

 

FICHA TÉCNICA:

REAL MADRID: Sergio Rodríguez (7), Maciulis (5), Thompkins (5), Taylor (4) y Ayón (15) -cinco inicial_, Rudy (5), Nocioni (5), Doncic (5), Carroll (14), Reyes (13), Llull (19) y Hernangómez (-).

VALENCIA BASKET: Sato (7), Diot (13), Rafa Martínez (6), Hamilton (5) y Shurna (8) -cinco inicial--, Stefansson (5), Dubljevic (19), Vives (3), San Emeterio (11) y Lucic (10).

PARCIALES: 19-10, 22-29, 21-24, 35-24.

ÁRBITROS: Martín Bertrán, Perea y Martínez Fernández. Sin eliminados.

PABELLÓN: BarclayCard Center, 10.013 espectadores.

El Real Madrid se impuso este sábado a Valencia Basket en el segundo encuentro de la semifinal de la Liga Endesa, en un duelo marcado por la igualdad y en el que el despertar anotador en el último cuarto de los blancos decantó el choque, dejando un 2-0 en la seria que les acerca a la final.

Una gran primera parte de Gustavo Ayón y Sergio Rodríguez maquilló el desacierto exterior blanco, mientras que los valencianistas se encomendaban a una línea de tres muy efectiva, principalmente en el segundo periodo.

Los 35 puntos del Real Madrid en el cuarto final inclinaron una balanza que pudo haber ido para cualquiera de los dos bandos. Llull, Carroll, Nocioni y Felipe Reyes desquiciaron a los de Pedro Martínez, que, liderados por Diot y Dubljevic no dejaron de anotar, pero no pudieron seguir el ritmo madridista.

El Madrid no supo aprovechar un arranque de encuentro dominado por Sergio Rodríguez y Gustavo Ayón, que atacaban con el bloqueo y continuación la defensa valenciana. El pívot mexicano dominaba ambas pinturas, reboteando, anotando y forzando pérdidas y situaciones de ventaja.

La defensa local ahogaba a los visitiantes y los madrileños consiguieron un margen de puntos (17-8) que obligó a Pedro Martínez a solicitar un tiempo muerto. Sin embargo, el despertar de los 'taronja' no llegó hasta el segundo cuarto. Ya sin 'Chacho' ni Ayón en pista, el perímetro de Valencia Basket despertó, después de unos primeros diez minutos de desacierto general desde la línea de tres.

Los blancos ya no anotaban con fluidez y la diferencia se acortaba. Un mate de Lucic forzó el tiempo muerto de Laso (30-30, minuto 17). Después, una dura pugna entre Luka Doncic y Romain Sato encendió al Barclaycard Center, mientras Antoine Diot, con dos triples, ponía por delante a Valencia Basket (36-37). Cinco puntos consecutivos de Doncic, incluido un triple en el último segundo, colocó dos puntos arriba a los blancos al descanso.

Tras una primera parte en la que los merengues apenas lograron dos triples de doce intentos, Sergio Llull tomó las riendas y mantuvo a los locales en el partido. El acierto exterior de los valencianos compensaba sus malos porcentajes de dos puntos y ninguno lograba romper el marcador.

Con tanta igualdad, la afición blanca rugió para animar a su equipo y más, cuando un triple de Carroll y una canasta de Ayón dieron una ventaja al Real Madrid de seis puntos (72-66, min. 33), que supuso el tiempo muerto de los visitantes. Sin embargo, el tira y afloja continuó y la diferencia no llegó a dispararse, dejando el partido abierto.

Los blancos sufrían para frenar a un Bojan Dubljevic inspirado, mientras que los 'taronja' bregaban con el despertar de Nocioni y el perímetro blanco, en el que destacaron Llull y Carroll. Dos triples consecutivos del balear dieron una ventaja de ocho puntos a los merengues (93-85) a falta de un minuto y medio.

La diferencia fue insalvable para los valencianistas que, a pesar de la mejora con respecto al primer encuentro de la serie, se ven 2-0 abajo en la eliminatoria y ven alejarse las opciones de conseguir el pase a la final.